Boyhood

He estado fingiendo ser un hombre que no soy. He estado fingiendo ser fuerte, cuando me sentía débil, confiado cuando me sentía inseguro y duro cuando realmente algo me dolía. Creo que en general he estado haciendo un show, pero estoy cansado de jugar papeles. Y puedo decir ahora que es agotador intentar ser lo suficientemente hombre para todo el mundo todo el tiempo.

collares Varon

collares y arete Varon anillo Iker Ortiz guaje Rodrigo Noriega Studio

 

Desde que tengo uso de razón me han dicho el tipo de hombre que debería ser. De niño, sólo deseaba ser aceptado y querido por los otros chicos, pero esa aceptación significaba que tenía que adquirir esa opinión casi asqueada de lo femenino, y como nos dijeron que lo femenino es lo opuesto a lo masculino, o tuve que rechazar la incorporación de cualquiera de estas cualidades o enfrentarme al rechazo. Éste es el guion que nos han dado. Las niñas son débiles y los niños son fuertes. Esto es lo que se inculca inconscientemente a cientos de millones de niños y niñas de todo el mundo, tal y como me lo inculcaron a mí.

pulseras, collar y anillo Varon anillo verde propiedad del fotógrafo pantalón Galo Bertin

cubo de piedra orgánica Rodrigo Noriega Studio

 

Pero solo soy un tipo que despertó a los 20 años y se dio cuenta de que estaba viviendo en un estado de conflicto, conflicto entre quien siento que soy en mi fuero interno, y entre quien el mundo me dice que debería ser como hombre. Pero no tengo el deseo de encajar en la actual definición rota de masculinidad, porque no sólo quiero ser un buen hombre: quiero ser un buen ser humano. Y creo que la única forma en que puede suceder es si los hombres aprenden no únicamente a abrazar las cualidades que nos dijeron que eran femeninas en nosotros mismos, sino a estar dispuestos a ponerse de pie para defender y aprender de las mujeres que los encarnan.

 

No digo que todo lo que hemos aprendido sea tóxico. No digo que haya algo inherentemente malo en ustedes o en mí, y no estoy diciendo que tengamos que dejar de ser hombres. Pero necesitamos equilibrio. Y las cosas solamente cambiarán si miramos con honestidad los guiones que nos han transmitido de generación en generación y los roles que, como hombres, elegimos asumir en nuestra vida cotidiana.

 

Ser blando significa ser intimidado. No seguir los patrones tradicionalmente masculinos significa no ser lo suficientemente hombre. Los hombres somos buenos haciendo amigos y hablando sobre nada real, pero si se trata de trabajo, deportes, política o mujeres—y hombres, porque gay no significa ser menos hombre—, no tenemos problemas para compartir nuestras opiniones; pero si se trata de nuestras inseguridades o luchas, nuestro miedo al fracaso, entonces es casi como si nos paralizáramos. Al menos, yo lo hago.

anillos propiedad del fotógrafo pulseras Varon collar Avocet Jewerly tapete Paint Stripe The Rug Company x Paul Smith

jarrón Rodrigo Noriega Studio

 

Entonces, algunas de las formas que he estado practicando para liberarme de este comportamiento están creando experiencias que me fuerzan a ser vulnerable. Entonces, si hay algo donde experimento vergüenza en mi vida, me sumerjo directamente en ello, no importa cuán aterrador sea y, a veces, incluso en público. Porque al hacerlo le quito su poder, y mi despliegue de vulnerabilidad en algunos casos, puede dar a otros hombres permiso para hacer lo mismo.

 

Al crecer, tendemos a desafiarnos unos a otros. Tenemos que ser el más duro, el más fuerte, el hombre más valiente posible. Y para muchos, incluido yo mismo, nuestras identidades están envueltas en si al final del día sentimos que somos lo suficientemente hombres. Pero tengo un desafío para todos, porque a los hombres nos encantan los desafíos.

collares y arete Varon

 

Los reto a que vean si pueden usar las mismas cualidades que les hacen sentir hombres para ir más allá. Su fuerza, su valentía, su dureza: ¿Podemos redefinir eso y usarlo para explorar nuestros corazones? ¿Son lo suficientemente valientes para ser vulnerables? ¿Para llegar a otro hombre cuando necesita ayuda? ¿Para zambullirse de cabeza en su vergüenza? ¿Son lo suficientemente fuertes como para ser sensibles, llorar si sienten dolor o felicidad, incluso si los hace parecer débiles? ¿Tienen suficiente confianza para escuchar a las mujeres en su vida? ¿Para escuchar sus ideas y sus soluciones? ¿Para abrazar su angustia y en realidad creer en ellas, incluso si lo que dicen está en su contra? Y ¿serán lo suficientemente hombres para hacer frente a otros hombres cuando escuchan “charlas de gimnasio”, cuando escuchan historias de acoso sexual? Cuando oigan a sus hijos hablar de agarrarle el culo o emborracharla, ¿en realidad se pondrán de pie y harán algo para que un día no tengamos que vivir en un mundo donde una mujer —u otro hombre— tiene que arriesgar todo y venir a decir las palabras “yo también”? ¿Son los suficientemente masculinos para descubrir su lado femenino? ¿Son lo suficientemente masculinos para usar maquillaje y seguir sintiéndose hombres?

toda la joyería Iker Ortiz pantalón Paulina Hernández x Ply Showroom cráneo de vaca genuino Rodrigo Noriega Studio

anillo Iker Ortiz collares Varon vela calavera Rodrigo Noriega Studio tapete Pale Swirl The Rug Company

 


Ediciones anteriores

192

Instinto & Insolencia

En una época donde el consumo de imágenes y contenidos se ha convertido en algo efímero, los […]

1211
192

#BeautyNews: Crème de La Mer

Un accidente de laboratorio detonó la búsqueda del físico Max Huber del ungüento que sanara las quemaduras […]

0511
192

Saint Laurent: Yves y Anthony

Cuando era la promesa más joven del mundo de la alta costura —Yves Saint Laurent fue el […]

0411
192

Nicolas: El maestro del maquillaje

La palabra clave en el lenguaje visual de Nicolas Degennes, director artístico de maquillaje y color de […]

3010
192

We are all made of stars: Swarovski

La suerte se ha echado: 3 de marzo de 1983 a las 03:26 horas nace un bebé. […]

2510
192

Sensualidad

Quisimos regresar a la raíz de un árbol que hace 11 años nos vio nacer, cansadas —hay […]

1710
192

Logomanía: Longchamp

Logomanía. En los 80, la tendencia fue el exceso. En la década posterior regresó disfrazada de branding. […]

0910
192

The Red Room: Dyson Supersonic

En un cuarto oscuro se ve reflejada su intimidad. Ella camina lentamente, recorriendo cada parte de la […]

0710
192

Bárbara Sánchez-Kane

¿Cómo es la moda mexicana hoy? ¿Cómo se diseña moda en México? ¿Qué se está diseñando? ¿Cuáles […]

0310