A propósito de raíz: Héctor Esrawe

2803
Por: Rodrigo de Noriega
Fotografía: Jorge Dávalos

Recurrimos a asociar ciertos objetos con nuestros propios conceptos de vida. Siempre hay historias albergadas en las cosas que nos rodean. Entonces, la mesita de centro está llena de recuerdos, no de libros, en el sofá descansan objetos acompañantes de viaje, y el escritorio es testigo de largas horas de estudio. Pero no siempre podemos materializar estas ideas, a veces una mirada, un aroma o un ser vivo representan nuestros adentros, y el significado que le damos a nuestra interpretación de Raíz.

Los siguientes son objetos y conceptos, compañeros de vida; universos en los que ellos —nuestros entrevistados—, se encontraron con razones de apego y significación; en ellos cavan tierra y siembran raíces, los frutos son las historias que aquí te contamos.

Héctor Esrawe diseñador industrial 

Llegué al vestíbulo de las oficinas de Héctor y me registré. Le dije al policía a lo que venía y pensó por un momento. Entonces me preguntó de nuevo y dijo: “así se llama aquí,  ‘Esrawe’”. Fue inevitable pensar, mientras subía en el elevador, el nivel de intervención que tiene un autor en algo que lleva su nombre, y en la tradición que tiene esta ciudad de ponerle nombres propios a los edificios. Sí éste se llamara el edificio Héctor, se caracterizaría por sus muros altos pintados de negro, luces de halógeno, que iluminan y generan una intervención útil, y una estructura de acero expuesta.

Me recibe en su oficina y le pregunto qué cualidades considera necesarias en su lugar de trabajo. “Busco espacios que me motiven y me inspiren. Es importante que mi espacio de trabajo, y donde paso más tiempo que en casa, esté iluminado, que conecte con un ambiente exterior, un patio o una terraza, y que en él haya plantas.”

No son sólo las plantas que enmarcan su oficina, Héctor confiesa que tiene una obsesión por acumular objetos. Encuentra un significado en cualquiera de los que nos rodean: libros, papeles, cortes de piedras y prototipos de vidrio soplado que descansan sobre el piso. Aunque no todos tienen una anécdota, tienen un significado para él. Estéticamente le atraen aquellos que emiten luz, cualquier tipo de luminarias, y encuentra una belleza muy específica en los que ocupa para realizar mediciones.

“Un objeto puede generar una dualidad entre memoria e inspiración.” Le sirven como la raíz específica de un momento, pero también se vuelven un catálogo de consulta para crear mobiliario. Se plantea nuevas posibilidades al encontrarse un sobre de papel que le parece interesante, o la marca que deja un taladro al perforar un material. Pero si tuviéramos que elegir una sola pieza con un lugar especial en su colección, es una piedra que tomó del jardín del Noguchi Museum, durante un viaje a Nueva York.

Esrawe

El origen de Héctor está en la calle de Mesones, en el Centro Histórico, donde creció rodeado de museos y edificios antiguos. Para él, esto ha marcado hasta hoy su escala espacial. Cuando vivió ahí la zona era un microcosmos: “era como vivir en un pueblo”. La gente se conocía, los comercios eran de las familias que ahí mismo vivían, y en su caso, su origen libanés lo hizo ir y venir entre dos culturas, dos idiomas y dos costumbres. Ese contexto detonó un interés por indagar en el origen de las cosas: de dónde vienen, cómo se hacen y cómo funcionan. Y aunque decidir a lo que se dedicaría fue primero trabajo de una psicóloga consejera vocacional, quien después de escucharlo le describió el perfil de la carrera de diseño industrial, en realidad definió quién era hasta ese momento Esrawe. Otros caminos como ser artista, escultor o arquitecto se quedaron en el tintero, sin embargo, estas raíces siguen nutriéndose a partir del trabajo en colaboración con sus amigos, quienes se especializan en esas áreas, y de las que dice, son una suma de experiencias que amplían el campo del diseño.

Al final, su trabajo viene de la propia acumulación de experiencias, de la asimilación de la observación, de su historia y de reconocer su legado: “La raíz es el eje de mi trabajo, es mezclar mi origen con un interés permanente por explorar. Crezco como diseñador y como mexicano cuando comparo los elementos y procesos de mi propia cultura con los de las demás.”

Con un origen tan marcado en el corazón de México, me pregunto si existe una labor consciente para agregar elementos de la iconografía local en los proyectos que desarrolla. “Me gusta mucho viajar por México y aprender las diferentes tradiciones de los artesanos en nuestro país, pero no busco que cada objeto sea un ícono de ‘lo mexicano’, una idea estereotípica para turistas”, explica. “Mi labor viene del respeto y de tratar de encontrar una manera de traducir un legado histórico al contexto actual. A veces no hay un ejercicio claro de partir de un elemento mexicano pero se manifiesta por mi propia historia; puede que no tenga muy claro a dónde me va a llevar al final, pero sí tengo claro a dónde no quiero que me lleve.”

Conoce más historias de raíz…

Mercedes Rivero fundadora de BalmoriaChris Koehn arquitecto y músicoAlberto González socio fundador de grupo SicarioRodrigo Peñafiel fundador de Another Company y los Premios Fénix, Elena Reygadas Chef de Rosetta


Ediciones anteriores

192

Todo nada

Hay un tiempo en la vida de algunos, en el que tenemos que detenernos en frío, como […]

0412
192

Acabamos un viaje en Varanasi

Al llegar a Varanasi, o Benarés, India, ahí empieza todo. Desde su propio nombre se plantea la […]

0312
192

BOCANADA DE UMMO, Xinú No. 3

El camino amorfo que recorre el humo, ligerísimo, inseguible, inaudible, pero sí un gran bocado para olerse. […]

2811
192

Tercerunquinto

La relación que tenemos con esta obra es muy particular. Se nos presentó la oportunidad de abordar, […]

1511
192

CALA editions: MATERIA

Es interesante lo que sucede cuando un objeto se diseña tomando en cuenta cómo su entorno va […]

2910
192

Forma: una iniciativa que apoya el talento mexicano

Forma es una iniciativa de Design Week Mexico y Cerámica La Mejor, en donde se abre una […]

3107
192

Centro Barbacana

El brutalismo es una arquitectura que tiene esa capacidad de llevarnos literalmente al cielo o tirarnos violentamente […]

2507
192

El primer libro de Can Can Press: Horror Vacation

Utilizando la técnica de risografía, que le da al papel una textura de serigrafía, pero bajo una […]

2407
192

Graciela Iturbide: Y los sueños, sueños son.

Tiene una voz correosa como el viento arrastrando la tierra. Graciela llega a la sala de su […]

1206