La belleza de lo material

2506
Realización y texto Fernanda Sela

Fotografía Mauricio Alejo

Asistente de fotografía Juan Luis Lemus

Retoque digital Daniel Casillas

Agradecemos a MDC por las facilidades otorgadas para la realización de estas fotografías.

Pocas cosas liberan más la creatividad de un diseñador que un material y sus posibilidades.

Un solo elemento es suficiente para crear diferentes objetos, distintos en tamaños, peso y apariencia. Sus bondades —la maleabilidad, la nobleza, la durabilidad— son las que dictan las formas. Hay que saber conversar con los materiales, observarlos y tocarlos con tal de entender cómo se comportan; cada uno tiene su complejidad y puede ser tan versátil como el diseñador empuje sus límites.

El trabajo con el concreto, la obsidiana, el algodón, la cerámica y el tule recorre caminos muy distintos que se interconectan en el momento en que la hechura de una pieza recupera una técnica del pasado, innova al experimentar con procesos que utilizan por primera vez o actualiza una artesanía representativa de una cultura, una tradición o un lugar.

En este punto en el que los diseñadores regresan a los materiales en su estado más puro y exploran su naturaleza para descubrir y redescubrir sus raíces y atributos, el círculo se cierra. Entonces el diseño se vuelve relevante. La naturaleza en sí es versátil, bondadosa e inmensa.

“Todo lo hecho por las manos del hombre tiene una forma que puede ser bella o fea. Es bella si está en concordancia con la naturaleza y la ayuda; fea si está en discordancia con la naturaleza y la reprime, pero no puede ser indiferente…” – William Morris

espejo de obsidiana Punta de Lanza

RODETE

Paulina Rodete, fundadora y directora creativa

En el trabajo de Rodete es más común el uso de piedras naturales como el mármol y granito. Pero estas piezas son la ruptura hacia un proceso de descubrimiento. El material es Plastiglomerate, y está hecho a partir de desechos y elementos reciclados, como un gesto de respeto por la naturaleza. La idea surge de la era del Antropoceno, cuando la geología de la Tierra se transformó por los plásticos que quedaron en el sedimento de las playas.

Un collar con un lazo de cuero y resinas en distintos tonos, sostenidas por un esqueleto de plata pavonada y levemente separadas del suelo, encuentra su equilibrio. Recuerda una de las esculturas flotantes de Calder, constelaciones en el espacio que proyectan sus sombras.

Por años, la joyería ha servido de excusa para experimentar. Lo curioso es que, en este oficio, las proporciones tienen que ser precisas hasta cierto punto; una pieza tiene que poder utilizarse.

TXT.URE

Regina Pozo, directora creativa Manuel Díaz, diseñador industrial Don Nacho Morales, artesano asociado

La maleabilidad de una fibra natural como el tule que crece en las lagunas, permite que este material se pueda doblar, tejer y anudar sin que se quiebre. Cuando está húmedo es cuando es más fácil de persuadir, es más dócil. Su elasticidad se ve en los tejidos complejos que alcanzan diferentes dimensiones por medio de un patrón y su repetición.

Los taburetes de txt.ure parten de un diseño originario en la cultura indígena. Las técnicas artesanales empleadas para su construcción siguen siendo las mismas que utilizaron los aztecas. Los diseños —reimaginados en piezas de casi siete kilos— retoman técnicas artesanales olvidadas, como revivir una lengua para que no se muera, y ahora son una manera de propagar la sabiduría y preservar la cultura.

El tule, que en un inicio es verde, va secándose, madurando. Se expone al sol, lo que le da ese carácter que adquieren ciertas cosas con el tiempo, y hace que alcance un tono dorado. Todos los bancos son completamente hechos a mano, y, por lo tanto, ninguno es igual a otro.

El tejido de tule se entrelaza de la misma manera que el algodón que Caralarga utiliza como base para colecciones de collares y aretes. Ambos son dóciles y se comportan de manera flexible para crear un tejido que funciona gracias a la repetición.

CARALARGA

Ana Holschneider, fundadora y directora creativa Adriana García, directora
María del Socorro Gasca, productora

Este hilo de algodón crudo fue descubierto en la merma de una textilera. Su color es natural, y como todo hilo, tiene gran elasticidad. Con él se pueden tejer piezas de joyería como collares y aretes, que en su diseño conservan la esencia del material, aunque a veces tiende a enredarse y formar nudos. El modo para deshacerlos es cepillar el hilo con paciencia hasta que vuelva a su estado original.

Esta cualidad de regresar después de haber sido manipulado, lo hace extremadamente noble. El reto es trabajarlo sin alterar su generosidad y su pureza. El tejido artesanal con el que más se trabaja el hilo —la materia principal para Caralarga— es la trenza, sobre todo para piezas de gran formato.

PUNTA DE LANZA

Ana Gabriela González, fundadora y directora creativa

La obsidiana es una piedra volcánica que se cristaliza y se convierte en un vidrio negro precioso, que refleja todo alrededor. Sus propiedades no cambian de un estado a otro, y no necesita ningún tratamiento; sin embargo, las formas se limitan a su rigidez. La definen dos características: su capacidad para cortar y su brillo. Siempre ha existido en nuestro país como una de las materias principales, y era más común en la época de los aztecas, quienes la usaban para construir objetos de cacería. Está ligada a Tezcatlipoca, el dios de los guerreros, cuyo emblema era un espejo de obsidiana en el que, al reflejarte, podías ver tu pasado, presente y futuro. Tiene una gran carga energética y es común que la gente crea en sus cualidades protectoras.

El trabajo con la obsidiana es un oficio que se está perdiendo y en el que además hay poca variedad y competencia. Punta de Lanza retoma el uso de la obsidiana en objetos nuevos que no existían antes.

El color de la obsidiana por naturaleza es negro puro. Al ser una piedra que se convierte en cristal, tiene también una gran capacidad para reflejar todo alrededor.

MDC

Santiago Jiménez Labora, director general Jesús Llamosas, director comercial Sofía Barroso, diseñadora
Andres Belisario, diseñador

Muebles de Concreto (MDC) trabaja exclusivamente con este material para transformarlo a través de piezas de arte, diseño y mobiliario. Manipulan el concreto para transformarlo en diseños de bancas, mesas y floreros, que automáticamente colocan a este material en nuevos contextos. Su exploración desafía la noción que se tiene sobre éste, aparentemente útil únicamente en la arquitectura, mientras que sus cualidades estéticas también se replantean en diseños de líneas sutiles y superficies suaves.

Las pantallas para lámpara aplicadas una sobre otra, van en ascenso, venciendo la gravedad que las jala hacia abajo. La ligereza de los diseños, los colores claros y sus líneas curvan, eliminan la percepción pesada que se tiene del concreto.

TAIGA

Diego Beauroyre, dirección creativa y diseño Tania Bahena, ceramista y directora

La cerámica es como la alquimia. Un juego de prueba y error en el que las arcillas y los óxidos se mezclan y se observan para ver cómo reaccionan ante diferentes temperaturas. La arcilla seca se hidrata para obtener una pasta con la que modelar una silueta y después se hornea, primero a 900 °C y luego a 1,260 °C para endurecerse. Por último, se aplica un esmalte que tiene la función de ser un abrigo que protege a los ingredientes.

El tiempo es un elemento importante para que la cerámica alcance su mejor acabado. Además de dejarla secar por cuatro días, se necesitan dos semanas de añejamiento y más adelante casi 20 horas de quema. Así que, si contamos, terminar una pieza lleva 21 días, 13 horas y 55 minutos.

Las manos son las herramientas para transformar el material en la forma premeditada y se utilizan según la pieza que dan ganas de tocar, para sentir su acabado, suave o rugoso, dado por la naturaleza y la rotación del torno.

En las piezas funcionales de Taiga —vasijas, macetas, vajillas—, el color nunca es el protagonista. La paleta está compuesta por tonalidades suaves que parten de un concepto: el vacío como posibilidad. Parecen una composición inspirada por una pintura de Morandi.

Floreros Fracture Shelf, para Ricardo Casas Design Banco Unión MDC en colaboración con Studioroca Lámpara MDC en colaboración con MYT Banca MDC


Ediciones anteriores

192

Lo imperdible de MUTEK.MX 2018 por Revista 192

Tal vez las palabras se queden cortas: MUTEK.MX hay que vivirlo. Dentro de su bastísimo cartel, el […]

1611
192

Realidad programada. La vida y el arte en la televisión.

Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, nos recibe en la entrada de la sala del tercer piso del […]

1611
192

Liberal Youth Ministry

En un edificio de despachos legales de Guadalajara hay una puerta con la leyenda “Liberal Youth Society”, […]

1511
192

Tercerunquinto

La relación que tenemos con esta obra es muy particular. Se nos presentó la oportunidad de abordar, […]

1511
192

Sé parte de la celebración de los XV años de MUTEK.MX

Desde el día uno, MUTEK.MX ha recorrido incontables espacios llevando música y tecnología a lugares que nunca […]

1411
192

Z Zegna

Alessandro Sartori tiene el poder de detenernos en seco. Así de disyuntivo puede ser su discurso. El […]

1411
192

La llegada de Moncler a México

Moncler, la casa donde surge la innovación para prendas que se ocupan en condiciones climatológicas extremas, ha […]

1311
192

No Name 2018

El mercado del arte está permeado de criterios y valores mercantiles que descontextualizan la verdadera intención de […]

1211
192

Lakra

Hace años compartí la vida con alguien que tenía un Dr. Lakra tatuado en el hombro. Era […]

1211