Gucci Aria

100 años de Gucci

1504
texto Emmanuel Sandoval
fotografía de portada Kevin Tachman cortesía Gucci

Cien años. Un siglo. La florentina Gucci ha comenzado con las celebraciones y la colección Aria —presentada a través de un poderoso fashion film/desfile— es el comienzo de un 2021 que pinta espectacular.

 

La idea de una fiesta, de celebrar, de reunirse, viene acompañada del deseo inevitable de una bocanada de aire fresco, de respirar la naturaleza y sanarse con su poder; ese festejo tiene que ver, además, con (re)conocernos a través del tiempo, porque cambiamos —inevitablemente— con cada año y experiencias vividos.

 

Así inicia entonces Alessandro Michele una fiesta en la que él es el anfitrión —gran responsabilidad— e invitado de honor. Porque si algo ha hecho el director creativo de Gucci es enaltecer los valores, rescatar los tesoros y recrear la historia de la mítica firma fundada por Guccio Gucci en Florencia, Italia, en 1921.

 

“Celebrar este cumpleaños significa rendir homenaje al vientre de la madre, pero también a convertirse en otro. El legado, pero también la posibilidad de su ocurrencia tardía. El pasado, en efecto, no es un transporte inmóvil y una repetición de lo inmutable: más bien “implica necesariamente la idea de movimiento. No es un dato, es un movimiento: es el movimiento de variación del legado lo que conlleva a procesos de transformación ”(M. Centanni).”, explica Alessandro Michele.

En la misma carta con la Michele celebra los 100 años de Gucci, el creativo reconoce que la firma se ha convertido en su “laboratorio de piratería”, hecho de incursiones y metamorfosis, y reconoce que lo que ha logrado en este tiempo es gracias a la inspiración y legado que le fue confiado hace poco más de cinco años.

 

Aria, además de convertirse en este homenaje al pasado —uno que bien explica Michele no puede existir sin las ansias de crear mejores futuros— se convierte en una colección en la que Demna Gvasalia, director creativo de Balenciaga, colabora para la creación de algunas piezas en la que los logos y estilos de ambas firmas se fusionan. En Aria, además, hay destellos a esa tensión sexual que Tom Ford imprimió con éxito cuando fue director creativo de Gucci (1999-2004).

“Aquí estamos entonces, listos para celebrar, vistiendo nuestra ropa más deslumbrante. Los preparativos para el evento están en pleno apogeo. Estamos ansiosos por cruzar nuevamente las puertas de The Savoy, un siglo después: un lugar magnífico en la historia de Gucci. Un pasillo muy largo nos separa de ese pasaje astral y mágico. El mito de la fundación se vuelve a habitar a la luz del presente”, Alessandro Michele.

fotografía Kevin Tachman.

 

gucci.com


Ediciones anteriores

192

Gucci Love Parade

Después de haber devorado las imágenes de este desfile, que es como un instinto que no se […]

2211
192

Gucci: Nada qué decir

Podemos interpretar las cosas a nuestra manera, crear uno y varios lenguajes, parafrasear, balbucear, rebuscar o ser […]

2909
192

El ser amado, revisitado

Tomando pizcas de esa reflexión con las yemas de los dedos, Alessandro Michele —una de las mente […]

2005
192

Everyday

Epílogo. El punto final de una obra. Para Alessandro Michele, director creativo de Gucci, el 2020 se […]

0904
192

Gucci: Winter in the Park

La más reciente campaña de la firma italiana es una oda a los setenta y al estilo […]

2801
192

¡Feliz Año Nuevo Chino!

Alessandro Michele, director creativo de Gucci, concibió su nueva colección dedicada al Año Nuevo Chino, en la […]

1401
192

#TheNorthFacexGucci

La conexión entre la naturaleza y los humanos. Nuestra relación —a veces dispar—  y la idea de […]

0601
192

Gucci: Libertad absoluta de ser

Gucci es revolución de género, desmitificación de identidades y libertad absoluta de ser —y vestir—. Alessandro Michele […]

1812
192

#ComunidadGucci: Vacuna vs. Covid

Gucci se ha sumado al objetivo planteado por Unicef. A través de un reto de 21 días […]

0712