Life’s a beach

Prohibido no surfear.

1707
texto Luis Rosales Uribe
fotografía cortesía de Grupo Habita

Sol, surf y arena: los únicos elementos necesarios para escapar victoriosamente de los pendientes citadinos y retirarse —casi de manera espiritual— a las playas del Pacífico, encontrar en un estado de absoluta devoción al Océano, deidad implacable y contradictoria. En el mes de octubre, tendrá lugar la apertura de un nuevo templo de adoración a la mar, la quietud de sus playas y el furioso movimiento de sus olas.

Hotel Escondido

 

 

leer más

Ediciones anteriores

192

Larga Vida al Patrick Miller

Antes de empezar a leer dale play a nuestra lista de Patrick Miller en Spotify.   Ésta es la historia […]

0406
192

Enrique Metinides

El trabajo de Enrique Metinides (Ciudad de México, 1934) se identifica con las crónicas sensacionalistas de la […]

2805
192

Bruno Ruiz

Mi trabajo trata sobre mis propias emociones y estados mentales. Creo personajes imaginarios que juegan papeles sociales; […]

2105
192

On Pointe

Los pies son una herramienta que nos permite crear belleza en movimiento. Desde un plié hasta un […]

1405
192

El calendario Pirelli

Mucho se ha escrito sobre el calendario Pirelli, una parte sustancial proviene de los mismos creadores del proyecto, […]

2304
192

Té he de querer

La Camellia sinensis, mejor conocida como té y a lo largo de la historia se ha convertido […]

0304