La Guerra Fría: el conflicto de ser dos

¿Crees que puedes ganar la guerra fría?

1407
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Carlos Somonte

“Las heridas le ayudan al arte. ¿Quién fue el pendejo que dijo eso?”, grita con rabia Gato, durante una de las tantas discusiones que tiene con Carolina. La pareja —él, músico; ella, actriz— vive en el exilio (voluntario) en Berlín Oriental, durante el punto más álgido de La Guerra Fría, esa época cuando fueron instalados los cohetes atómicos de mediano alcance que atentaban contra Moscú… el mundo entonces vivía histérico.  

Pero la histeria de esta historia no tiene solo que ver con la provocada por la incertidumbre de la guerra, del conflicto y de un inminente ataque, de la desolación, de concluir lo que había comenzado con el final de la Segunda Guerra Mundial: la división de los muros.

 

Esta historia —escrita por Juan Villoro— está relacionada, además, con algo más potente que la aniquilación bélica; está ligada a la destrucción de las drogas y de algo incluso más devastador: los afectos. En ellos recaen las más profundas de nuestras frustraciones, los momentos del goce más intenso, pero también nos hacen asomarnos al abismo… y a veces caer en él.

Gato y Carolina —los protagonistas de esta historia— han caído sin duda en esa espiral autodestructiva que es una relación amorosa. En la que las fronteras desaparecen y los límites se sobrepasan porque uno cree que el otro le pertenece.

 

Confinados a un cuarto lleno de basura y convertidos en okupas del movimiento “Tuwat” (que significa “haz algo”, en dialecto berlinés), Gato y Carolina luchan por que su arte prospere. Él está ensoñado con Lou Reed, con poder lograr lo que el genio del rock ha conseguido. Ella se busca el triunfo en alguna puesta en escena. Su relación es el principal obstáculo.

“Si supieras cómo terminan las cosas, no empezarías nada”, repiten los artistas, en relación no solo al ir y venir en su relación, sino también a la constante incertidumbre en la que viven. ¿Fue una buena idea salirse de México? ¿Encontrarán en Berlín la inspiración que buscan para ser exitosos? ¿El ambiente define el quehacer del artista?

 

En esta lucha entre dos, en esta guerra fría —literal y figurativa— aparece Bernardo, el amigo en común, el que los presentó. Frustrado con su vida autoexiliada en un estudio de grabación, el ingeniero de sonido es testigo de la relación, que pareciera depender de él… ¿qué pasará cuando él ya no esté?

El hilo conductor es la duda, esa incertidumbre constante que viene acompañada con cada relación. El temor a lo que puede suceder, al resultado.

 

¿Crees que puedes ganar la guerra fría?

 

La Guerra Fría. Texto: Juan Villoro. Dirección: Mariana Giménez. Obra plástica: Abraham CruzVillegas. Elenco: Mariana Gajá, Mauricio Isaac, Jacobo Lieberman y Alejandro Preisser (músico en escena). Sala 4 del Museo Rufino Tamayo. Av. Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec I Sección.

 

Funciones: hasta el 8 de septiembre. Sábados y domingos 18hrs. Boletos: en la taquilla del museo una hora antes de la función y en línea.


Ediciones anteriores

192

Ai Weiwei

Ai Weiwei (1957) siempre ha creído que ser artista es la única manera de tener un poco […]

1010
192

El arte del embargo

Ésas son las ilustres palabras de conclusión de la autodefensa, pronunciadas en 1953, seis años previos a […]

1809
192

Arte Móvil en la Ciudad: Onda Mx

La escena artística en la Ciudad de México está ampliando su espectro hacia todas las ramas del […]

1709
192

Sísifo Feliz

“Uno debe imaginar a Sísifo feliz”, escribió Albert Camus en alguna ocasión. El personaje de la mitología […]

1209
192

¿Qué es la insolencia?

La insolencia es ser uno mismo y no disculparse por ello.   La insolencia es un concepto […]

1009
192

Entre los planos de la realidad y lo onírico: Rafael Coronel

Para Rafael Coronel, pintar era como respirar. ¨Recuerdo que él me decía: Trato de irme a dormir, […]

0909
192

Una página a la danza: DORJE

El cuerpo es una máquina de poder sublime. Cada músculo y extremidad en él cumplen responsabilidades más […]

2008
192

La fragilidad de la materia: Azuma Makoto

El trabajo de Azuma Makoto (Japón, 1976) está profundamente conectado con lo pasajero y lo efímero. Las […]

1107
192

Domestika: una comunidad creativa de habla hispana al alcance de tus manos

Hace tiempo que la educación dejó de verse tan estrictamente institucional para abordar otros esquemas. Los libros […]

1107