Nahui Olin: La musa que renace

"La nahuimanía reemplazará a la fridomanía"

2507
texto  Paola Corrales

Una musa es aquella que, para la mitología griega, se encarga de inspirar una determinada ciencia o arte. En México, las musas se han encontrado en distintas disciplinas: en el cine, Dolores del Río o María Félix, en la literatura, Sor Juana o Rosario Castellanos, y en el arte se mencionan los nombres de Frida Kahlo, o de las artistas naturalizadas mexicanas, Leonora Carrington y Remedios Varo. A lo largo de la historia también existen musas que han quedado en el olvido, tal es el caso de Carmen Mondragón, mejor conocida como Nahui Olin.

Eran mediados de los años 20, cuando Nahui con su estilo flapper, posaba provocadora con su corte garçonne, vestidos rectos y sombreros cloché o simplemente sin ropa, para el lente de los fotógrafos Juan Ocón y Antonio Garduño. La libertad con la que se dirigía Olin, era como el significado de su seudónimo de origen náhuatl: un perpetuo movimiento. A pesar de ser hija del general porfirista Manuel Mondragón, Nahui nunca se detuvo y demostró que las mujeres de su época podían expresar su sexualidad de forma abierta y artísticamente, pues Olin no sólo se dedicó a ser modelo, su carrera se extendió prolíficamente a la pintura, la literatura y la poesía.

 

Independiente fui, para no permitir pudrirme sin renovarme;

hoy, independiente, pudriéndome me renuevo para vivir.

Los gusanos no me darán fin  –son los grotescos destructivos

de materias sin savia, y vida dan, con devorar lo ya podrido

del último despojo de mi renovación–

Y la madre tierra me parirá y naceré de nuevo,

de nuevo ya para no morir…

(Nahui Olin)

 

Nahui renace poco a poco en la actualidad, como una musa para otros creadores: En el 2017, Gerardo Tort dirigió una película acerca de su vida, próxima a estrenarse en otoño de este año, protagonizada por: Irene Azuela, Tessa Ia y Delia Casanova. Otro ejemplo, es el de Francisco Cancino que para la colección primavera verano 2018 de Yakampot, se inspiró en Nahui para crear prendas con siluetas fluidas y clásicas. Actualmente el Museo Nacional de Arte presenta, hasta el nueve de septiembre, la exposición: Nahui Olin, la mirada infinita, en donde se hace un recorrido de su vida a través de obras plásticas, fotografías y documentos.

 

De frente a la creciente admiración por Olin, sólo resuenan las palabras que alguna vez el escritor José Emilio Pacheco pronunció: “La nahuimanía reemplazará a la fridomanía. Habrá postales, camisetas y gorras con las iniciales N.O., líneas de perfumes y productos de belleza”.

www.munal.mx

 

 


Ediciones anteriores

192

Podría ser (una flecha)

En la colección del Tate hay un póster de las Guerrilla Girls en el que se lee: […]

0312
192

¿Qué hacer con un millón de años? Juno Calypso

Durante la Guerra Fría, lo imposible era posible. Ante la amenaza de ataques nucleares de los soviéticos, […]

2911
192

Llegó tu hora

La especie humana es la única sobre la Tierra que entiende el concepto del tiempo. Por ello, […]

2111
192

La Roma de Cuarón

Netflix mostrará otra cara de las familias mexicanas. La plataforma se ha unido con Alfonso Cuarón para […]

2111
192

Realidad programada. La vida y el arte en la televisión.

Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, nos recibe en la entrada de la sala del tercer piso del […]

1611
192

No Name 2018

El mercado del arte está permeado de criterios y valores mercantiles que descontextualizan la verdadera intención de […]

1211
192

Lakra

Hace años compartí la vida con alguien que tenía un Dr. Lakra tatuado en el hombro. Era […]

1211
192

Los robots no lloran: Pedro Reyes

Del causal de las emociones modernas, a los estragos ocasionados por el avance desmedido de la tecnología […]

0811
192

La revolución permanente de Pedro Reyes

Hablar de ciertas ideas y conceptos revolucionarios ha sido un verdadero desafío para los pensadores de todos […]

0711