Cornucopia, la nueva historia que Björk viene a contar

Un cuento de hadas sci-fi

1608
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Santiago Felipe cortesía de Parque Bicentenario

Björk. Iconoclasta. Una explosión de genialidad. En cada composición, en cada álbum y en cada espectáculo —quienes somos fans creemos que tarda demasiado en regresar— nos permite adentrarnos a su mundo, uno con una prodigiosa habilidad de reinvención. Ella (53 años) es de esas artistas reales que no se permite la autocensura, y mucho menos, la autocopia. Todo lo que Björk toca está impregnado de una relevancia y extravagancia que te impiden cerrar los ojos —o los oídos—.

         Así es Cornucopia, el nuevo espectáculo con el que la islandesa está volándole los sesos a propios y extraños. Considerado el más elaborado en la historia de la artista, el show incluye un coro de 50 adolescentes y adultos jóvenes provenientes de Islandia, fascinantes proyecciones visuales, instrumentos inventados sólo para la ocasión —como ya es costumbre, Björk encuentra en los objetos más burdos y cotidianos el medio para crear incluso componer la más gloriosa de las sinfonías—, un audio envolvente cuidadosamente creado para un sonido perfecto, y un vestuario concebido por el couturier Olivier Rousteing, director creativo de la mítica casa de moda Balmain. Björk es una fashionista innata.

 

         Basado en su más reciente álbum, Utopia —lanzado en 2017 y con el que, como ella misma lo ha dicho, regresó al optimismo, entusiasmo y romanticismo—, Cornucopia, un nombre femenino que representa la abundancia, fue definido por Björk como teatro digital y un concierto pop sci-fi. Un cuento de hadas con el que Björk quiere reencontrarse, como siempre, con la naturaleza.

El espectáculo, en el que un equipo gigantesco trabajó durante los últimos tres años —al menos— es una combinación del rigor y perfeccionismo de todo lo que lleva la firma de Björk y la libertad punk con la que ella siempre ha trabajado. La hazaña multisensorial es dirigida por la cineasta argentina Lucrecia Martel y solo ha sido vista en Nueva York —ocho fechas agotadas— y a partir de mañana y durante tres noches más (20, 23 y 27 de agosto) en la Ciudad de México.

 

¿El recinto? Parque Bicentenario, cuya atmósfera, y espacio —la carpa que resguarda el espectáculo tiene una dimensión de 100 metros cuadrados— fue el lugar elegido por la artista y su equipo para resguardar esta experiencia.

 

www.ticketmaster.com.mx/Bjork-boletos/

        


Ediciones anteriores

192

El efecto Hello Seahorse!

El efecto dominó es una reacción en cadena y se produce, incluso, con la más pequeña de […]

0208
192

Carl Barât: la evolución de un género

El resurgimiento de la música garage generó a principios de los 2000 un sonido que refleja la […]

3107
192

El momento de Aleesha

Se presentó en Sónar de día y en el escenario chico —para mí, una virtud: intimidad—, pero […]

3007
192

Inhala: #DesigualinBeta

Exhala… la música, el juego de luces, visuales psicodélicos —armónicos pero psicodélicos—, 45 minutos adentro de un […]

2207
192

Resonancias y alianzas: ECO Entretenimiento

¿Qué se necesita para que una noticia se divulgue? Para que se repita y resuene a lo […]

0207
192

La visión de la música

Para nosotros, seres de la actualidad, resulta difícil pensar que hubo un tiempo en que la música […]

2506
192

Nancarrow

El problema con los personajes míticos es que se ha dicho todo sobre ellos. El mito se […]

1806
192

Sónar México: conoce los detalles

La Ciudad de México es una capital creativa, propositiva, un push para la escena musical y el […]

1706
192

Empress Of: Diferentes experiencias del corazón

Lorely Rodríguez, —conocida como Empress Of—, se mueve en una línea delgada entre la sensualidad del R&B […]

1006