Día cuatro MBFWMx: Julia y Renata

2504
Por Rodrigo De Noriega
Fotografía Alberto Rebelo

Uno de los elementos que hacen que una marca logre aumentar su presencia y crecimiento, es la habilidad para desarrollar su propio lenguaje. Julia y Renata están en un momento cómodo de su trayectoria, no han dejado de crecer y su proyecto ha madurado, pero sigue perfeccionándose cada seis meses.

Esta colección partió de la idea de la reconstrucción, del impulso creativo que se genera después de que algo se destruye. Del caos —algo no tan evidente en los diseños—, para que surja la vida. Lo que sí es evidente en la colección es la fuerza, la pasión que las motiva y el dominio total de la construcción de una prenda.

En looks casi monocromáticos en tonos de nogal, arce, olivo, roble, ébano y yeso, aparecieron túnicas, capas, pantalones sastreados y camisas que vestían a hombres y mujeres. La forma fue determinada por los pesos que los materiales permitían. Un vestido asimétrico combinaba algodón ligero con lino pesado, haciendo que cayera más hacia un lado, una túnica tenía lo que podrían ser puños enrollados, pero acolchados, haciendo que las mangas parecieran más pesadas. Prendas en mikado de seda generaron volúmenes muy amplios que provocaban movimientos muy controlados; la dualidad fue la constante.

Acostumbrados a que el desfile de Julia y Renata sea toda una experiencia, esta vez el entorno no fue el más adecuado para generar el vínculo irracional que hemos vivido en otras ocasiones. A su favor, gracias a la cercanía con la que los modelos caminaron de los asistentes, fuimos testigos de la alta calidad de los materiales y la confección en cada pieza. Se agradece la sólida propuesta masculina. El último modelo llevaba una camisa negra que por atrás era capa y llegaba al suelo. Quedarte con la espina de cómo está hecha, cómo se pone, y en última instancia, quererla usar, me parece un éxito.

 

Conoce más sobre las presentaciones de la edición número 25 de Mercedes Benz Fashion Week México en nuestro sitio.

Alfredo Martínez  |  Sandra Weil  |  Colectivo Diseño Mexicano  |  Pineda Covalin  |

Centro  |  Shinae Park  |  Cynthia Buttenklepper  |  The Pack


Ediciones anteriores

192

Bitácora: 48hrs. con Cartier día 2

Día 2. a.m. Éléfant Panam School Dance y L´Opéra de París.   En 10 minutos, Karl Paquette […]

1804
192

Bitácora: 48hrs. con Cartier

Día 1  a.m. La Galerie Print & Vinyl / Online & Digital Gigantes literarios / Títulos vanguardistas […]

1704
192

Film: Unísono – Carrera

Es imposible enseñar a una pareja que baila a alcanzar el unísono. Se requiere esfuerzo, atención desmedida […]

1704
192

Clash: La insolencia de Cartier

De la oposición y el rompimiento de ideas surgen los grandes movimientos y cambios. De esa ruptura […]

1604
192

The Perfect Ponytail

Do it yourself, un proceso desafiante que sintetiza en un simple paso a paso la consecución de […]

1604
192

Acordes de Dos

  Coordinación y comunicación, la base para que dos —o hasta 90 músicos— logren sincronizarse. Una tarea […]

1504
192

Animales Nocturnos: San Luis Club

Ahí estábamos solos los tres. Tú, ella y yo. Profundamente sumergidos en mirarnos. Ella inclinó lentamente su […]

1204
192

Pineda Covalin Otoño-Invierno 2019

El último día de la semana de la moda en México, tuvo su cierre con Pineda Covalin, la […]

1104
192

Distorsión y talento, Ceremonia 2019

Massive Attack no canceló. Pero sí pidieron ser el único acto durante el tiempo que tocó en […]

1004