Lizeth Selene: Rave energy!

Desigual x María Escoté

2211
fotografía y video David Franco
estilismo y texto Alberto Rebelo
invitada Lizeth Selene
maquillaje Ana G de V
pelo Aldo EK
música @_escuela_de_aviacion_
asistente de estilismo Santiago Araico
asistentes de fotografía Samuel Maldonado y Adriana Flores


toda la ropa Desigual x María Escoté
todo el calzado Aldo Shoes

De niños miramos al cielo y nos asombramos con lo que lo habita: de día el sol resplandeciente ciega, y de noche la luna y las estrellas nos llenan de preguntas que con entera inocencia intentamos resolver: ¿Qué son esos diamantes en el cielo y de dónde viene su brillo? ¿Por qué la luna que nos sigue los pasos a veces sonríe y a veces no?. Después crecemos y el imaginario cósmico transmuta. Reconocemos otro tipo de estrellas; las del cine, las de la tele, las estrellas pop. Cada generación adopta algunas y les sigue la pista hasta que desaparecen. Para muchos ser una estrella es brillar desde el interior.

 

Otra cara de la moneda es el estudio del cosmos o la astrología, las leyes de la materia y la atracción, la energía y la fuerza que ejerce la luna sobre la tierra —capaz de generar mareas—; la forma en la que las estrellas se encuentran colocadas en el firmamento y crean una constelación. 

 

Lizeth Selene es algo así: luna y estrella al mismo tiempo —y en todos los sentidos antes mencionados—; luna de entrada porque “Selene” significa la representación de la deidad de la luna en la tierra, luna también por su fuerza de atracción, estrella por su brillo propio y por lo que representa para más de una generación. A sus 22 años tiene una carrera que bien podría estar escrita para un personaje de una serie de televisión. Es modelo ha sido portada de la versión mexicana de L’Officiel, ha aparecido en Vogue, también en portada en la edición de belleza, y hoy encabeza la campaña de Holiday de American Eagle en México, cantante —con varios sencillos como “Sin ti” y “Pa Darle” que rebasan las 300 mil reproducciones en Spotify, colaboraciones con artistas de la escena urbana como con los Ghetto Kids, y su contrato con la disquera SONYy actriz, que es su paso más reciente, pero promete.

 

Alberto Rebelo (AR) ¿Cómo fue tu primer encuentro con la música, tu primer sueño de ser una estrella fue en tu niñez?

 

Lizeth Selene (LS): ¡Sí! Si nos vamos a esa línea de la vida, mi primer cruce con la música fue precisamente de niña, gracias a mi abuelo. A mi abuelito le gustaba mucho cantar en fiestas familiares, siempre llegaba con su grupo, que eran sus amigos: el de la batería, el de la guitarra, el del bajo, y mi abuelito se ponía a cantar. Crecí toda mi vida viéndolo, él fue mi figura paterna durante toda mi infancia. Por eso mismo yo creo que es el amor de mi vida, crecí con la misma pasión por la música que él. 

 

AR: ¿Cómo se dio el modelaje?

 

LS: Es muy curioso porque la mayoría de oportunidades que se me han dado, se me han dado así: el modelaje fue el primer camino a nivel profesional que recorrí, comencé solita, literalmente buscando fotógrafos en Instagram que quisieran colaborar conmigo; cuando me di cuenta que me gustaba de verdad, busqué una agencia de modelaje por mi cuenta y comencé a trabajar. 

Llegué al Estado de México hace unos cinco años, por el trabajo de mi papá. Estaba empezando la universidad y miraba a la Ciudad de México como “el lugar bueno”, lleno de gente y muchas oportunidades que me podían ayudar. En ese entonces me escapaba de la escuela para venir a la ciudad a hacer mis sesiones de fotos a escondidas de mis padres, porque obviamente no me dejaban. Era complicado porque hacía unas tres horas de camino, normalmente mi mamá me daba $50 para ir a la escuela, de mis transportes eran unos $40 y me sobraban $10 para comprarme una botella de agua, entonces iba y venía de mis sesiones sin paga, pero la verdad me gustaba mucho, justo por eso siento que sigo acá. 

Selene se encontró con la suerte de un momento más abierto en la industria que hoy en día busca aunque a pasos muy lentos diversidad e inclusión, rostros que sean de verdadera representación para la gente de México, y eso es ella. Después de probar y comprobar suerte como modelo pero sin dejarlo de lado, se reencontró con un tema pendiente, la música.

 

AR: ¿Cómo se dio la música a nivel profesional?

 

LS: Me comenzó a ir muy chido con estas fotos que subía a mi Instagram, la gente me escribía porque quería colaborar y hacer más, en un punto comencé a subir algunos covers que yo misma grababa, pero con todo este movimiento que había de las colaboraciones y las fotos, me daba mucha pena que me escucharan cantar, entonces eliminé todo lo musical, pero con suerte, una persona por ahí los llegó a ver y un día me escribió un DM, “oye, quiero hacer un featuring contigo, me gustó mucho tu voz”, y yo dije… bueno, ¿por qué no?. Gracias a esa colaboración dieron conmigo los Ghetto Kids, que ahora son mis amigos, me escribieron también por Instagram para invitarme a hacer unos “backs” en una canción, les gustó mucho y después de eso me dijeron, sabes qué, te queremos grabar una canción. 

Nunca salió ese primer sencillo (risas) pero me empecé a llevar muy bien con ellos y a conocer mucha gente, salíamos a comer… a fiestas, y siempre llegaba alguien que los saludaba y yo también lo hacía sin saber quiénes eran, hasta que un día dio conmigo SONY, me dijeron: “estamos buscando un proyecto mexicano, de una morra urbana, con tu estilo”, y bueno, les presentamos un brief de lo que llevaba haciendo con Selene, y así fue como me firmaron. 

 

AR: Después de experimentar hasta cierto punto un estilo urbano en la música, ¿piensas migrar a otro género o hacer algo diferente a nivel musical?

 

LS: Yo creo que la música es definitivamente un mundo que se tiene que explorar, no me gustaría quedarme solo en esta casilla de “lo urbano”, porque al final a mí me gustan mil géneros más y pienso experimentar. Como Selene, incluso dentro de la música urbana, me gusta que mis canciones no sean sólo para bailar, sino que la sientas, combinar la euforia de la fiesta con el sentimiento de una letra para cantar. Me gustaría experimentar con otros sonidos como el R&B, o algo más orgánico como guitarra o piano, ya estamos en el estudio experimentando por ahí. 

Lizeth Selene recibió la invitación de formar parte del elenco del remake de RBD, también por Instagram. Ella dice entre respuestas risueñas: “Soy una persona a la que le gusta mucho experimentar, el ¿por qué no?, la vida solo es una, hay que divertirse y hacerlo porque nunca sabes qué va a pasar. Es curioso porque la actuación también sucedió como las otras, exactamente igual: un mensaje en Instagram, fue la directora de casting de la serie que me escribió: “Hola, soy la directora de casting, te quiero ver para una serie”, yo dije mmmh, qué mensaje tan raro, además no soy actriz, le contesté como a los tres días y la verdad le negué el casting dos veces, porque me dio miedo, pensaba “es que no soy actriz, sí lo quiero hacer, pero no soy actriz”, a la tercera que me hablaron dije, bueno, por algo es la tercera, hice el casting, me equivoqué muchas veces obviamente, pero me estaba divirtiendo, que era lo importante. Me hablaron para el callback, frente al director, y pensé: ya estás aquí, a ver cómo le haces Lizeth. Yo recuerdo que estaba ahí hablando con Pedro, el maquillista de la serie, tuvimos una conversación muy linda que me ayudó a quitar todas las preocupaciones, hice el callback, me equivoqué otras treinta veces, pero me di cuenta que lo estaba disfrutando, y así fue”. 

 

AR: Por intuición o conexión y porque estuve investigando el significado de tu nombre creo que eres una persona que tiene mucha relación con la energía, por la vibra que proyectas y porque al final atraes cosas positivas a tu vida. Para mí la luna es una de las más grandes evidencias de la energía, y en tu caso se relaciona con tu nombre, ¿qué piensas de que además esta colección habla de eso, de la vibra, la energía y el cosmos? ¿Qué sientes cuando ves la luna?

 

LS: Soy una persona muy espiritual, creo en la energía, las vibras y la astrología, porque al final se relaciona también con todo eso. Es lindo que lo menciones porque sí estoy muy relacionada con el significado de mi nombre, que es la representación humana de la luna, y para mí la luna es todo. Soy Cáncer, y al final todo alrededor de mi vida se ha conectado de una forma especial con ella, sin saberlo, siempre he estado conectada con la luna, y nada… la quiero mucho (risas). 

 

AR: Lo que para mí es un hecho es que este paso abrirá nuevas puertas para tu propia industria, la que estás creando al ser una mujer mexicana, joven, que representa la belleza no estereotípica de una manera coherente, original y fresca. Y todo se ha dado por el simple hecho de aventurarte y probar. ¿Qué te gustaría proyectar para las personas que te siguen pero no sabían esta parte de ti?

 

LS: Yo creo que es importante ser tú, proyectar seguridad con tu persona y estar cómodo con lo que eres. La comodidad no la parte de una zona de confort, porque siempre hay que salir de ella es una buena definición de estilo propio. En mi caso, ser de piel morena y portarlo con orgullo, pero con naturalidad, ha hecho que la gente se sienta identificada conmigo. La clave de hacerlo es comunicar quién soy pero a través de mi trabajo, hacerme visible por lo que soy, ser yo y nada más.

 

La vida de repente puede ser muy difícil, la clave es confiar y creer en ti, tú sabes cuánto vales, cuánta fuerza tienes y cuáles son tus límites, y nadie más te lo puede decir. Es difícil de repente escuchar tantas voces, porque te confunden, pero hay un punto donde debes decir: yo soy esto y lo voy a hacer, no importa si eres moreno, tatuado, tienes cicatrices o lo que sea…

Inspirados en la cósmica y explosiva colección de María Escoté para Desigual, y en una generación que busca representación a través de personas como ella, miramos a Lizeth Selene para protagonizar esta historia, lo que no esperábamos era que hiciera tanto sentido con su personalidad. 

Esta colección es una explosión cósmica de colores y conceptos que vibran en el mismo canal que Selene, o cualquier mujer que se mueva en lo arriesgado y lo positivo, en la intuición y el imaginario colectivo de todo aquello que representen los astros. A través de vistosos prints y prendas cómodas y oversized, con un estilo urbano y rave, la colección se presenta como un volcán activo de energía, color y vitalidad para conquistar las calles. 

 

Encuentra esta colección en www.desigual.com y sigue a @lizethselene en Instagram y escucha su música en Spotify.


Ediciones anteriores

192

Carta Editorial: “#AL REVÉS”

192 siempre ha ido al revés de una forma muy positiva. A 192 la han hecho sus […]

0712
192

Tête-à-tête

Una editorial de Gabriel Costantini para #192digital  

0112
192

¡Bahidorá 2022! Un sueño que se aproxima…

Un “¡Nos vemos en Bahidorá 2021!” que se quedó en el plano de los sueños, que no […]

2511
192

Wardrobe Dragon

Una historia de Edgar Tescum para #192Digital Recibimos submissions, manda tu propuesta a contacto@revista192.com

1911
192

SOUND+, un espacio para el arte sonoro en México

En 1952, John Cage visitó una cámara anecoica en la Universidad de Harvard para experimentar el “silencio […]

1311
192

Hiroshi

La música como un todo que permea en la creación, la experimentación y el día a día. […]

1111
192

“Sé verla al revés”

Sé verla al revés ¡no deseo yo ese don! [insiste]. La ruta nos aportó otro paso natural… […]

0911
192

Saint Laurent: Menos es más

Está sola. Perdida. Rodeada por la naturaleza. El viento arrasa con su cabellera. Son tiempos perdidos.   […]

0111
192

Vanessa Zamora

La honestidad es uno de los pilares más importantes para Vanessa Zamora. Ella compone, produce y escribe […]

1110