Realidad programada. La vida y el arte en la televisión.

Del 15 de noviembre de 2018 al 31 de marzo de 2019 en el Museo Jumex

1611
por Rodrigo De Noriega

Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, nos recibe en la entrada de la sala del tercer piso del museo. Salimos del elevador monumental y nos acomodamos a su alrededor, comienza explicando que el título de la nueva exposición es una traducción de un término estadounidense: Scripted Reality. Una referencia a un formato narrativo de televisión en el que se retira el elemento de competencia en el reality show –es más The Real World que Big Brother–. La premisa es que este tipo de programas reflejan cómo son los personajes “en la vida real”. Así, las piezas que integran la exhibición juegan con el aspecto de la puesta en escena, el set, la narrativa que los formatos de la pantalla chica permiten, la telenovela, el noticiero y el propio aparato, la luz que emana de él y la fascinación que provoca.

 

 

 

La muestra se realizó en colaboración con Fundación Televisa, por lo que el acervo de ambas colecciones, más piezas en préstamo, logra mapear un desarrollo histórico del medio y genera preguntas que han sido una inquietud constante de críticos y filósofos contemporáneos, sobre los efectos de la tele en la cultura y cómo ha modificado nuestra percepción de la realidad. Con Sí señor, por ejemplo, Abigail Reyes hace un corte de representaciones de la figura de la secretaria en las telenovelas colombianas para intercalarlas con pequeños testimonios reales que buscan comprender una labor que históricamente se ve menospreciada por las figuras de autoridad masculinas.

Capítulos políticos televisados, transmisiones en vivo, la censura y la exaltación nacionalista son herramientas que nos hacen anclar nuestra presencia en el mundo. Patriot Act: A Parody, de Robert Boyd, es una pieza que reúne la manera en que los políticos se presentan ante el pueblo, vanagloriándose del uso de las fuerzas armadas. Estamos en la época de las fake news, de un presidente estadounidense que ha sido estrella de telerrealidad y que ve Fox & Friends todos los días, un noticiero conocido por su sesgo ultraconservador y que apoya teorías de conspiración. Así lo que sucede dentro de una caja, representado y controlado hasta en el más mínimo detalle, ahora tiene más que nunca injerencia en la vida real. La línea que separa la ficción del documental no existe. Y es labor del artista evidenciar los problemas que surgen de esta relación.

 

Realidad programada: la vida y el arte en la televisión. Del 15 de noviembre de 2018 al 31 de marzo de 2019 en el Museo Jumex.


Ediciones anteriores

192

La Guerra Fría: el conflicto de ser dos

“Las heridas le ayudan al arte. ¿Quién fue el pendejo que dijo eso?”, grita con rabia Gato, […]

1407
192

La fragilidad de la materia: Azuma Makoto

El trabajo de Azuma Makoto (Japón, 1976) está profundamente conectado con lo pasajero y lo efímero. Las […]

1107
192

Domestika: una comunidad creativa de habla hispana al alcance de tus manos

Hace tiempo que la educación dejó de verse tan estrictamente institucional para abordar otros esquemas. Los libros […]

1107
192

Chicuarotes: la salida es el escape

“Para eso uno hace películas, para poder decidir cada respiro, para poder emprender el accidente.” —Gael García […]

2606
192

En el tiempo de la rosa no envejece el jardinero: Emilio Chapela

El enunciado nos pone pensativos desde el momento en el que lo escuchamos por primera vez. Y […]

2606
192

La visión de la música

Para nosotros, seres de la actualidad, resulta difícil pensar que hubo un tiempo en que la música […]

2506
192

Orfea y el Tiempo

Como un personaje salido de la Belle Époque a punto de subirse a un escenario y comenzar […]

0606
192

Leonora Carrington: La mujer del surrealismo

“Nunca tuve tiempo de ser musa de nadie… Estaba demasiado ocupada rebelándome contra mi familia y aprendiendo a […]

2405
192

Pedro Reyes

Pedro reyes me recibe en su casa, una biblioteca convertida en una casa, hito del hipermodernismo cavernícola […]

1405