Juan Daniel García Treviño

#XVaños192

1109
texto Danaé Salazar
fotografía Fabiola Zamora
estilismo Alberto Rebelo
pelo Aldo EK
maquillaje Maximiliano Olivares
asistente de estilismo Rodrigo Álvarez
asistente de fotografía Sarid Maldonado
retoque digital Ahue Huete

toda la joyería Clash de Cartier

El único problema de la juventud es que vivirla bien requiere experiencia.
Al revés también es cierto, lo único que necesita la experiencia es juventud.

—Héctor Aguilar Camín, La guerra de Galio

 

 

Por alguna extraña razón, nuestra conversación fue a la antigüita. La entrevista se realizó vía telefónica, no nos vimos las caras, pero estábamos dentro de la plática —y al menos yo sentí que su voz se materializaba y bien podríamos estar sentados en un café hablando de frente.

 

La de Juan Daniel García Treviño es una vida poco común. De chico de barrio a actor que se pasea por Cannes, en Francia. Su deslizamiento en el mundo del cine fue sin querer y sin saber a dónde lo llevaría la corriente. También fue sin expectativas. Hizo su primera película, Ya no estoy aquí (2019), con la ingenuidad con la que se recibe un regalo inesperado, con dulzura y sin esfuerzo aparente. Se llevó el Ariel a la Revelación Actoral (2020).

 

Luego vino Manto de gemas (2022), de Natalia López Gallardo, y Adolfo (2023), de Sofía Auza, que ganó el Oso de Cristal de la sección Generation 14 Plus de la Berlinale, dedicada al público joven. Y lo más reciente, Perdidos en la noche (2023), que fue seleccionada para participar en la sección Cannes Premiere, del Festival de Cannes este año —fue la única película mexicana que se proyectó en el certamen—. El despunte comercial llegó con Vgly, también este 2023, que se ha convertido en la serie mexicana más exitosa y vista dentro de la plataforma de HBO Max en el país, y que está por comenzar el desarrollo de su segunda entrega.

 

Juan Daniel le ha traído frescura al cine mexicano. Su personalidad es honesta, sus palabras siempre son netas y además resulta que se desenvuelve —como actor— como pez en el agua. Se le percibe bien enraizado y sin petulancia. Aunque la caldera bulle, el semblante de Treviño no deja de sonreír. Esta nueva vida le ha llegado muy abruptamente.

total look ZEGNA Joyería CLASH DE CARTIER

 

DANAÉ SALAZAR Tu carrera como actor ha sido un devenir de acontecimientos, uno tras otro. Cuéntame sobre esta avalancha, desde Ya no estoy aquí (2019), pasando por Vgly (2023) y hasta Perdidos en la noche (2023). Lo veo como un alud de acontecimientos que resultaron muy afortunados. ¿Cómo te sientes al respecto? ¿Es algo que esperabas?

 

JUAN DANIEL GARCÍA TREVIÑO Cuando terminé Ya no estoy aquí no quería seguir actuando, no era algo que viera como una carrera para mí por muchas razones. Me decían que tenía que trabajar mi acento, que era un acento de un barrio en específico del norte de Monterrey, un slang que le costaba entender a la gente. Yo pensaba: “no, ni madres, no tengo tiempo ni dinero para pagar un coach de acento, ni siquiera tengo interés en seguir actuando, prefiero seguir con mi vida”. Pero para ese entonces todavía no salía Ya no estoy aquí, y cuando se estrenó, el trabajo empezó a llegar por sorpresa. Durante ese tiempo no me preparé para mejorar mi técnica ni para ser mejor actor, porque no sabía si seguiría actuando. Tampoco estaba seguro de cómo la gente iba a recibir la película, porque aunque la hicimos con un corazón muy honesto, era una película “rara” y nunca antes vista: había mucha incertidumbre.

 

Sin embargo y después de su estreno, el trabajo empezó a caer. No tenía idea de qué estaba pasando, pero tampoco tenía expectativas —nunca he querido tener expectativas de nada—; la vida me ha sorprendido en cada momento y me ha traído cosas muy bonitas, así que me dejé llevar.

 

El cine le ha dado un giro a mi vida, ahora incluso me reflejo en las historias que he contado en ciertas películas. No es que yo haga lo que hacen los personajes, pero me toca entender la historia, el entorno y la atmósfera, ahora me toca saber qué hacer con esos personajes y sus historias. Ha sido muy interesante descubrir la importancia de hacer este tipo de películas y contenido: historias reales que sean honestas y contadas desde un lugar donde me identifico.

Toda la joyería CLASH DE CARTIER

 

DS ¿Te sientes privilegiado?

 

JDGT El que esté haciendo este tipo de películas con estos directores y el equipo detrás, es mágico. He aprendido tanto de cada proyecto… Cuando me preguntan, “de cada película o personaje, ¿con qué te quedas?” Yo respondo que el aprendizaje. Porque no estudié en la escuela, no estudié nada. Cuando leía un guion no entendía si mi personaje era un detective o un wey que secuestra personas, un filósofo o lo que fuera. No sé nada de eso, por lo tanto me toca estudiar a cada personaje, y cada uno me ha enseñado lo que sé hasta ahora. He crecido con mis personajes y con el conocimiento adquirido a través de ellos.

 

Ha sido muy espontáneo todo lo que me ha sucedido, al igual que las decisiones que he tomado. Me han ofrecido muchos proyectos —buenos y no tan buenos—, y aunque podría estar en todos, he tratado de seleccionar los que realmente quiero hacer.

 

Mi vida ha tenido un cambio enorme. Con mis amigos del barrio me siento “diferente” —no privilegiado—, y es raro sentirme así, porque también soy de allá. Al haber vivido otras cosas, tengo respuestas distintas y pienso diferente a ellos, ya no es lo mismo.

 

DS ¿Cómo es tu barrio, el lugar donde creciste?

 

JDGT Es una colonia pegada al cerro en el norte de Monterrey, donde todos nos conocemos. No hay forma de no conocer o de no saber qué pasó ayer o hace rato, es un lugar donde se corre la voz de todo muy rápido. Tiene su encanto, cuando estoy allá me siento afuera de mi casa a ver a la gente pasar y, ya sea que salgan del trabajo o vayan a la escuela, siempre saludan. Mis amigos llegan a mi casa sin avisar, cotorreamos, hacemos música, ponemos canciones y hablamos de la vida.

La gente con la que trabajo me pregunta qué piensan mis amigos y mi familia al ver que estoy triunfando, y la verdad es que les vale madres. No les importa y eso está bien chido. Cuando regreso al barrio, la banda ni siquiera me pregunta con qué director estuve filmando tal película o el tema social de la historia, o sobre los personajes que interpreto, nada de eso: soy yo el que tiene que llegar a integrarse a su cotorreo.

 

DS Claro, ahí no eres el protagonista…

 

JDGT Exacto, allá el protagonista es el barrio, es la calle, somos todos. Pero es muy bonito, porque acá en la Ciudad de México mis amigos actores sí me dicen: “que chido que te está yendo de huevos, ¿cómo te sientes?”. Por otro lado, es padre descansar del cine, de tanta información, de personajes y de procesos creativos. Irme a Monterrey, regresar a mi barrio y no hablar de cine, sino de lo que sucede ahí, es muy reconfortante.

Camisa 1⁄8 TAKAMURA Pantalón STONE ISLAND de venta en JET México Arracada CARTIER Cadena y arete TTEN Botas y faja propiedad del estilista

 

 

DS ¿El proceso de qué personaje ha sido el más entrañable para ti o el que más te ha pegado o dejado algo?

 

JDGT Hay tres con ese sentimiento: Ulises de Ya no estoy aquí, mi primera película, por supuesto; Emiliano de Perdidos en la noche, de Amat Escalante, y Flex de Vgly, que está en HBO Max. La construcción de este último fue hermosa y muy real; es un personaje que me compartió parte de su historia al igual que yo le compartí la mía. Es un personaje con el conocimiento de ambos. Flex es un chavo que también vive en el barrio y siento que la hace como yo, se sienta afuera de su casa y saca el nuevo instrumento que está aprendiendo, afinando y sacando sonidos. Al mismo tiempo es el wey que cuida a su gente, a su bandita y a su familia que no es de sangre.

 

DS Vgly, según fuentes oficiales, es el título mexicano más exitoso dentro de HBO Max en el país. Hablas de esta producción con especial cariño.

Toda la joyería CLASH DE CARTIER

 

JDGT Vgly es una historia de superación, de supervivencia en el barrio y de cómo para llegar a la cima tienes que echarte un clavado y pelearte con los peces gordos. Me identifico bastante con Flex porque vivimos en el barrio, donde está lo bueno y lo malo. Para hacer lo bueno tienes que trabajar en una empresa, tener un oficio, un currículum, y todo eso es complicado para alguien que tiene pocas oportunidades, poco apoyo de la familia y que, además, no terminó sus estudios. Esto lo estoy diciendo muy personal, a mí me pasó así, no tuve el apoyo de mi familia ni de nadie, no me educaron como yo hubiese querido, pero aun así agradezco mi historia personal, porque ahorita estoy donde estoy por ser quien soy. Flex es un chavo que está entre lo bueno y lo malo, y claro, lo bueno es más complicado que lo malo. Es ir a pedir chamba, ir a hacer algo bien con tu vida, tener proyectos, pero si vienes de un entorno de barrio, te estigmatizan de malandro y piensan que no vas a poder tener una estructura. Es un problema de clasismo: observan cómo hablas y cómo caminas, dudan de tu aspecto físico, y es incómodo de alguna forma.

 

Flex es un personaje que está viviendo de todo y tomando decisiones que afectan a su equipo y a su gente. Este personaje es todo lo que yo hacía en Monterrey, cuando estaba luchando por el sueño de hacer música. El resto de los protagonistas de Vgly luchan por levantar su proyecto y hacer un hit para romperla con su música. Y los actores también así llegamos a la serie, con ganas de querer romperla en el mundo de la actuación, de hacer la mejor serie de México, de hacerlo con el corazón y de levantarnos.

 

DS Me llama la atención la parte musical en Vgly; es el gancho, la guía, el eje que dicta el desarrollo de la serie.

 

JDGT Vgly es una serie con música original y con cameos de personas increíbles tocando música del género urbano y corridos tumbados, algo que está pegando mucho. La bandita está viendo la música como una oportunidad y una forma de sobresalir, que siempre lo ha sido, pero ahora con géneros como el trap, los corridos tumbados, el hip hop y el reggaeton. Con el boom de Natanael Cano y de Peso Pluma, se está abriendo el camino para muchas personas con proyectos nuevos.

Falda-pantalón BOYFRIEND’S SHIRT Cinturón AYANEGUI Botas REY BOOTS Joyería CLASH DE CARTIER

 

En esas ando últimamente, buscando nuevos talentos, nuevos morros del Norte, amigos que me recomiendan a otros músicos y que por la serie me dicen: “oye, yo también hago música”. Les digo que me manden sus rolas, que las saquen ya porque ahorita es el momento de romperla. Vgly es la historia de un chingo de chavos que están tratando de pegarla en la música.

 

DS Claro, hoy y siempre. Es una historia recurrente de gente que está tratando de sobresalir.

 

JDGT Exacto, y te cuento esto porque la música es el eje que te conduce por la historia. Las letras de las canciones son honestas y cada capítulo va contando una historia diferente con una canción distinta sobre lo que pasó en tal episodio.

 

DS Y en el caso de tu personaje en Perdidos en la noche, de Amat Escalante… Es otra realidad, aterradora, otro tipo de historia de supervivencia.

 

JDGT La película de Amat habla de los secuestros, de los desaparecidos, de los buscadores y también de las redes sociales y del ambiente artístico. Es la historia de Emiliano, el personaje que interpreto, que es un chavito minero en un pueblo de Guanajuato y que, por un sentimiento de justicia, empieza a buscar a los culpables de la muerte de su mamá. La creación del personaje, las memorias y estar dándole cuerpo y “carnita” a Emiliano fue horrible, muy pesado, porque se convierte en un detective, en un espía encubierto que está buscando la verdad. Quiere justicia y al mismo tiempo tiene un sentimiento de venganza. Es una película que tiene estos temas sociales muy fuertes y reales en México, pero utilizados para crear una ficción.

Top DION LEE Pantalón JACQUEMUS vía JET MÉXICO Joyería CLASH DE CARTIER Anillo redondo TTEN

 

Investigar acerca de estas problemáticas y condiciones sociales, echándome clavados a historias alrededor de la tragedia, sus tragedias, platicando con personas que tienen experiencias reales de secuestros, de desaparecidos que ya no aparecieron, y de familias que siguen buscando justicia, ya ni siquiera a su familiar —porque se dieron cuenta de que no lo van a encontrar—, pero que continúan su búsqueda por el sentimiento de justicia y de seguir apoyando a otras personas en situaciones similares. Se vuelve como la familia de la justicia, del entendimiento, del consuelo. Era muy fuerte para mí estar leyendo sobre familias con desaparecidos y estar viéndolos de frente… de alguna forma se convirtió en mi propia búsqueda.

 

DS Creas tus personajes desde las entrañas.

 

JDGT Todo me lo tomo muy personal. Cuando estoy creando un personaje, me meto en su contexto y me clavo, me hundo en lo que le está pasando. Mi punto de quiebre en la investigación y en la creación del personaje de Emiliano fue cuando me di cuenta de que no había respuestas de la policía ni del gobierno sobre las personas que buscaban: no había un final feliz, nunca. Fue muy fuerte darme cuenta de la cantidad de personas que buscan y no encuentran. Además, los que buscan no quieren meterse en problemas, no quieren culpar a nadie, sólo quieren encontrar a su familia y hacer justicia con el puto sistema y con el gobierno.

Cadena TTEN

 

Empecé a crear a Emiliano con un sentimiento de justicia, pero también de venganza. Todas esas personas sienten ganas de vengarse y de terminar con el dolor que les invade, de darle la vuelta a la moneda, de cumplir con el dicho de “ojo por ojo y diente por diente”. Este personaje lo construí con dolor y con ganas de darle voz a un sentimiento, más allá de una búsqueda. Fue muy pesado y doloroso.

 

DS Y entonces llega el Festival de Cannes, el gran momento de la presentación de la película. El cine tiene estos opuestos y contrastes. Primero ganaste un Ariel con Ya no estoy aquí y fuiste a Cannes este año con Perdidos en la noche... son mundos contrarios.

 

JDGT Sí, no me esperaba esto. Los festivales en Monterrey son de cumbia y gente bailando, aplaudiendo y pasándola chido. De ahí a estar en la misma alfombra roja al lado de personas que admiro y que toda mi vida las he visto en la pantalla grande, fue impresionante, era como un sueño.

El público que va al Festival de Cannes ama el cine mexicano, la honestidad que tiene México de contar sus historias, de retratarse y de abrirse ante el mundo. A Amat [Escalante] y a su cine también lo quieren mucho, además de que fuimos la única producción mexicana en esta sección.

 

Me la pasé increíble, pero también es una chamba tener una película allá y presentarla. El festival te trae para todos lados, es mucho trabajo y el festejo… no dormí en cuatro días [risas]. Hubo un momento en el que me pregunté cuándo tendría tiempo de ver películas, cuándo podría ir a comer.

 

Fue muy cansado, pero al mismo tiempo muy emocionante; la gente abrazó mucho a la película y tuvo una ovación de siete minutos. Se habló mucho del trabajo de Amat y de los actores —es su primera película con actores—, y estaban muy impactados de ver una película de Amat Escalante, después de 11 años y con otra propuesta. Estoy impaciente de que se presente en México en el Festival de Morelia.

 

DS El miedo es la emoción que probablemente nos limita más, pero también es vital para la supervivencia. ¿Para ti es un freno que te paraliza o un motor que te impulsa?

JDGT Es un motor, sin bronca, es un motor. He estado en situaciones donde el miedo me abruma, pero es cuestión de minutos para empezar a abrazar ese miedo y de agradecer por estar sintiendo realmente algo. De repente es un choque eléctrico, me llena de emociones. Creo que en el miedo se esconden miles de sensaciones y el truco es sacarlas y colocarlas en cada parte del cuerpo. A las cosquillas y a los nervios hay que aprovecharlos para usarlos de una forma positiva. Para mí, el miedo es impulso, es explorar otros sentimientos. Actuar que tienes miedo, por ejemplo, está cabrón, hay que tratar de identificar qué estás sintiendo y dónde lo voy a repartir o qué voy a hacer con eso. El miedo es un choque eléctrico para explotar tus emociones y saber qué hacer con ello.

 

DS ¿Cuál dirías que es tu mayor miedo, personal o en la vida?

 

JDGT Miedo a la exposición. A exponerme, a hacer entrevistas, no me gusta estar en las redes sociales, no me gusta estar muy presente en la vida de las personas. Me gusta estar solo, pensar, hablar conmigo y cuestionarme un chingo; eso me lleva a tener ciertas inseguridades porque todo el tiempo me estoy cuestionando y no termino de encontrar las respuestas. Eso también me pasa con la cámara. Para hacer un personaje me preparo, no miro a la cámara como un objeto, sino como a otra persona que me está observando, que me está escuchando, que está viendo mi historia y acompañándome. Pero cuando hago sesión de fotos o cuando hago entrevistas, me muero del miedo, porque a veces me preguntan cosas que no entiendo, y siento que me están imponiendo una respuesta que no sabré cómo estructurar y puedo regarla.

 

He hecho películas muy fuertes, y las preguntas que me hacen son en esa línea, cosas que todavía no termino de entender, pero puedo vivirlas desde un sentimiento, porque así se vive de donde yo soy —hay cierto miedo en su mirada, se esconden y no quieren que sepan de ellos—. Exponerme, hablar y tener una postura propia me da mucho miedo, me comen los nervios.

 


Ediciones anteriores

192

Sacred Scraps: Rigidez sensible

Bajo el principio de moda circular es que nacen estas fotografías como un trabajo colaborativo de Lea […]

3101
192

La reinterpretación de lo victoriano en Poor Things

Durante dos horas y media me dejé asombrar por un maravilloso mundo creado y dirigido por Yorgos […]

2401
192

The Lagoon

“Que mi reflejo en la laguna no te engañe, mi pasado también porta falsedad. Cuidado cuando el […]

2201
192

Valentino Haute Couture 2024/25 ¡En vivo!

No te pierdas la transmisión en vivo de la colección Le Salon, Haute Couture 2024/25 de la […]

1901
192

CENTRO: Desfile de graduación diciembre 2023

Centro desfile 2023 En medio de un entorno de celebración y creatividad es que —cada seis meses— […]

1701
192

Perdidos en la noche

Amat Escalante es un visionario conocido por retratar historias de violencia y crudeza que forman un manto […]

2012
192

Isabel García: La vida en un pas de deux

Ser bailarina en un país como México no es precisamente fácil. “Hay muy pocos espacios, muy pocas […]

1812
192

Sunset Sessions

Dejemos el negro de lado y concentrémonos en los tonos melosos —del violeta, al rosa y el […]

1412