Mañana, cenizas

Marcos Castro

0706
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Cortesía Machete Galería

Un volcán. Impredecible y poderoso. Yace ahí desde el principio, testigo de lo que fue, es y será.

 

Para algunas civilizaciones fueron magnánimos defensores del territorio, la representación de Dios en la tierra; mientras que para otras, fueron furiosos enemigos del hombre, castigo divino, el sitio a donde iban a parar las almas que habían actuado mal… las puertas del infierno.

 

Para artistas, escritores y dramaturgos, los volcanes han sido fuente de inspiración, siendo Dr. Atl uno de los mayores estudiosos de la formación geológica. En 1950 publicó Cómo nace y crece un volcán, el Paricutín, considerada una joya de la vulcanología.

 

“Los volcanes tienen una cualidad difícil de explicar. Cuando empecé a observarlos y estudiarlos descubrí una fascinación particular por ellos. El trabajo de Dr. Atl fue sin duda uno de los más complejos y fenomenales al respecto”, nos explicó Marcos Castro en su estudio —Obrera Centro— ubicado en una casona de la colonia Escandón, donde hace un par de semanas, entre óleos, lienzos y música —Marcos no crea sin el placer de escuchar música— todavía estaba preparando su más reciente exposición para Machete Galería: “Mañana, cenizas”.

 

“Mañana, cenizas” es el resultado de una explosión —literal y figurativa— de lo que sucede después de que un volcán libera toda esa furia latente. No hay forma de predecir qué sucederá, es tan caprichosa su actividad que intentar entenderla sería andar en círculos sin encontrar respuestas ni caminos.

 

Así es el quehacer artístico: explosivo e impredecible. Así fue el proceso al que se enfrentó Marcos cuando hace ya varios meses comenzó a idear y materializar esta exhibición, una que representa retos nuevos para su carrera —de más de dos décadas—, en primer lugar porque cambió los trazos finos del dibujo —una de las técnicas que lo han consagrado— por las pinceladas caprichosas del óleo; y en segundo, porque al no poder predecir el resultado, se dejó llevar por el instinto primitivo del creador, ese que se pierde después de la infancia.

 

“Cuando eres niño te permites, te dejas llevar. Luego empiezas a medir, a considerar y a pensar demasiado. Cuando decidí que iba a trabajar con óleos supe que tenía que soltar, dejar ir”.

La soltura y la libertad se tradujeron en piezas de parajes desoladores, en escenas que son al mismo tiempo terroríficas, pero extremadamente poéticas, y en la mayoría de los casos hay un elemento humano —no siempre comprensible a la vista—, una metáfora a lo que es la vida: esperanzadora.

 

Para Marcos, como para otros creadores, es difícil explicar su punto de partida, su inspiración inicial. Nunca hay una fórmula, pero sí que existe una costumbre personal, una estructura mental que se traduce en el estilo particular de cada artista.

 

 

“Lo único que me propuse desde el inicio fue que no iba a permitirme caer en esa rutinaria forma de creación. Por eso elegí óleo, porque además de que tenía muchísimo que no trabajaba con él, me iba a permitir experimentar y dejar que mis trazos fluyeran de sin condicionamientos”.

En cuanto a la paleta de color, sí existió una investigación empírica, un completo sumergimiento a la realidad de los volcanes, de sus colores, de su majestuosidad. Pasó horas viendo imágenes, leyendo referencias, imaginándose una erupción volcánica.

 

“Sucede que siempre que tu mente está centrada en un objetivo, ves ese objetivo en todos lados. Yo veía volcanes a cada paso. Además coincidió con toda la actividad del Popocatépetl y después con el volcán de Colima. Todo era actividad volcánica”.

             

 

”Mañana, cenizas” en Galería Machete. Córdoba 25, Roma Norte. De lunes a viernes de 12:00 hrs a 19:30 hrs y sábados de 11:00 hrs a 17:00 hrs.


Ediciones anteriores

192

El amor en los tiempos del covid

“Los tamaños de las historias de amor”   Esta es una historia de amor y desamor épica. […]

0106
192

El amor en los tiempos del covid: historia 4

Jamás habíamos hablado, a pesar de que vamos a la misma universidad, así que tocó conocernos desde […]

3105
192

El amor en los tiempos del covid: historia 3

Esta es una historia de amor y desamor épica. Duró lo que duran las grandes épicas y […]

3105
192

El amor en los tiempos del covid: historia 1

Vivir conmigo a veces es insoportable. Eso no lo sabía Marcos cuando me invitó a que compartiéramos […]

3105
192

El amor en los tiempos del covid: historia 2

Enfermé de no volver a verlx; pero luego apareció (como espantando un estornudo) su propuesta: “Vamos a […]

3105
192

192 mix @ Gustavo García-Villa

Una de las mentes creativas más inquietas de México. Igual hace diseño de vestuario que dirección de […]

2905
192

El arte del encierro: Gabriela y Tere Artigas

Estar en cuarentena —y aisladas— ha cambiado nuestra perspectiva de lo que significa ser creativas, y a […]

2805
192

#SinLibrosNoHayFuturo

Almadía, Ediciones Era y Editorial Sexto Piso, las tres mexicanas e independientes, crearon desde hace una semana […]

2805
192

El arte del encierro: séptimo bloque de proyectos

Bajo los conceptos de “Distancia, aire y cercanía“, los participantes de #ELARTEDELENCIERRO fueron convocados a crear arte en 7 […]

2705