Tiffany & Co.: una corona de espinas

Divina filosofía…

0707
texto Alberto Rebelo
fotografías y video cortesía de Tiffany & Co.

Una maniobra de poder, una hazaña que parte de una metáfora sobre la destreza artística, humildad y perseverancia que caracteriza a Kendrick Lamar, y un símbolo religioso reconocido en Occidente llevado a otro contexto. Esta tarea, más que un discurso mesiánico, es una alegoría suntuosa del trayecto artístico del rapero y el lado subversivo de Tiffany & Co., coalición con más de ocho mil diamantes que rebasan los 137 quilates en total. 

 

La corona que Tiffany & Co. co creó junto a Kendrick Lamar y Dave Free (productor musical, colaborador creativo y cofundador de pgLang), con el esmero de cuatro de los artesanos más destacados de la casa neoyorquina, partió de una ‘simple’ pero acertada propuesta de colaboración, que culminó en un vínculo afable entre el artista y su cercanía con la cultura y la gente, y a su vez, en un homenaje de titanio a la figura judeocristiana, sí, pero con una potente crítica a la superficialidad, metáforas, tributos y ademanes de su estilo de rapear.  

Durante 10 meses y más de 1300 horas en el taller, las manos artesanas de los maestros orfebres de Tiffany & Co. trabajaron en una pieza de micro pavé de piedras preciosas —técnica de la alta joyería caracterizada por el montaje de piedras de pequeño tamaño directamente en la superficie de la pieza— con 50 espinas totales que combinan tamaños y grosores. Su peso es de aproximados 200 gramos, pero su valor va más allá del precio, pues además del maratónico proceso que se fundió en Nueva York y se ensambló en Italia, la pieza ha sido portada con honores en más de una ocasión por el artista, primero y de entrada en la portada de su disco Mr. Morale & The Big Steppers de este mismo año, después, durante el desfile de primavera-verano 2023 de Louis Vuitton, y la reciente edición de Glastonbury 2022, por mencionar algunos momentos. 

 

 

Según Alexandre Arnault, Vicepresidente Ejecutivo de Producto y Comunicación de Tiffany & Co., Kendrick Lamar es un visionario que representa el arte, la creatividad arriesgada y la innovación implacable que también ha definido a Tiffany & Co. durante casi dos siglos, y en esta vertiente subversiva de la casa, todo el juego de palabras hace sentido con el espíritu libre y contestatario de Lamar.

 

 

“Los artistas y creadores de la corona también se inspiraron en el icónico broche Thorns de Jean Schlumberger, que el legendario diseñador creó en 1947, antes de incorporarse a Tiffany & Co. en 1956. El broche Thorns, que presenta espinas hechas a mano en oro amarillo de 18 quilates que rodean un zafiro de 47 quilates, se exhibe actualmente en la exposición Vision & Virtuosity de la Casa en Londres, desde ahora y hasta el 19 de agosto”. 

 

www.tiffany.com.mx 


Ediciones anteriores

192

Masha

Una historia de Alan Jimenez para #192Digital

0712
192

Pablo Lopez Luz: Terrazo

Las fotografías de canchas de futbol presentadas en esta edición pertenecen al proyecto Terrazo, de Pablo Lopez […]

0512
192

MODO -DE SER- FORMA

Este ejercicio declinado y abandonado por los temerosos, sugiere no sólo investigar técnicamente lo observado, también procurar […]

2911
192

Memoria de MUTEK MX

A modo de cierre de esta 18va edición de MUTEK MX, nos dimos a la tarea de […]

2611
192

At leisure

Una historia de Oscar Ceja para #192Digital.

2211
192

Reflexiones materiales, ideas globales: Eduardo Abaroa

Eduardo Abaroa (Ciudad de México, 1968) tiene la increíble capacidad de conectar y comunicar a través de […]

1811
192

Al Pacífico con las Active Sport de Polaroid

La promesa de claridad, de una visión inmaculada cuando se está en movimiento; de ser el aliado […]

1511
192

La casa del tiempo roto: Floria González en Galería Machete

La casa del tiempo roto Las tardes soleadas en galería Machete, en la colonia Roma, son bocanadas […]

1411
192

Lo que se ve, se pregunta: Lari Pittman en el Museo Jumex

Para ver y entender lo que el artista colombo-estadounidense Lari Pittman (Los Ángeles, California, 1952) quiere para […]

0911