Un Akamba vibrante: Crónicas de la edición 2024

Un festival rodeada de cantos al unísono

0905
texto y fotografía Sophia Garduño

Pasados algunos días, los recuerdos de las luces neón y el sentimiento vibrante en el pecho no han parado. El fin de semana que vivimos en Akamba 2024 se destaca por momentos rodeados de eclecticismo que tuvieron algo en común: la música. Partiendo de Guadalajara, el Akamba Express —un tren de vida y celebración— recibió a sus pasajeros en vagones rodeados de ventanales que permitían ver el camino lleno de agaves y un menú de insignia tapatía —tortas ahogadas y bebidas con tequila José Cuervo—. Dentro de cada vagón tomó lugar un DJ encargado de ambientar el lugar de esquina a esquina. La aparición sorpresa en una de las tornamesas fue la de Guy Lawrence, uno de los integrantes de Disclosure, quien tocó dos de sus temas más emblemáticos: You & Me y Latch —el soundtrack perfecto para acompañar la carretera—.

Dos horas de camino pasaron fugaces, después de la experiencia de música en movimiento, llegamos a nuestro destino: Tequila, Jalisco. Ahí, el camino marcado por un pasillo de banderas sostenidas por bambús nos llevó a un oasis de música y de disfrute. El sol iluminaba los dos escenarios —ORIUNI y el atardecer contorneó a las montañas que se volvieron un ornamento a gran escala.

En el escenario ORI —con una estructura en forma de agave— se juntaron los espectadores para alzar las manos al ritmo de los beats y las mezclas de Sofía Kourtesis, Salero Balas, Iñigo Vontier y Mystery Affair. Y en el escenario UNI se aclamaron los instrumentos 100% en vivo de Lewis Ofman y los escenarios de Kid Francescoli, HVOB, Sofi Tukker y Disclosure, que alumbraron a la audiencia con un espectáculo propio de un círculo cromático viviente. Las luces de colores que tocaban nuestra piel fungieron como un unificador de la comunidad que se juntó en nombre de la melomanía, y que recorría el espacio en busca de caras conocidas, bebidas refrescantes, juegos de pelota, paletas de sabores exóticos y una reunión abrazados alrededor de la calidez del fuego de la fogata. Akamba 2024 realmente fue una fiesta para todos, desde espectáculos que generaban una multitud de brincos que levantaban la tierra, hasta una silent party donde las palabras no fueron necesarias para su éxito. 

Una edición llena de baile, música que trasciende y —no menos importante— mucho tequila. Descubre más sobre la experiencia de Akamba 2024 aquí.


Ediciones anteriores

192

Lo que fue la décima edición de Amarás Experience

Amarás Experience Había que estar ahí para entender por qué Amarás Experience es una de las celebraciones […]

0705
192

Leo Rizzi: De canciones e inspiraciones

Con un despegue monumental en redes sociales, el cantante español Leo Rizzi (Amapolas) ha cautivado a su […]

0305
192

AKAMBA 2024

La música es el alimento del alma, un potenciador de emociones y sensaciones sin igual. Muy pronto […]

2304
192

Amarás Experience: el mejor festival boutique del mezcal

México es bocanada de atributos; de los mares, los valles y las ciudades a los textiles, la […]

2902
192

192 Mix @ Fernando Cattori

La inspiración viene de todas partes y resulta en la junta de muchas mentes, conceptos y —en […]

2205
192

El Circuito de Arte #EnBahidorá 2024

Bahidorá es energía creativa en movimiento. Una suma de voces que se involucran no sólo con la […]

1512
192

XV años de amigos y familia

Hace algunos años, en 2016 si la memoria no falla, decidimos que el tema de la revista […]

0812