Boyfriend’s Shirt

La camisa fue, es y será la prenda fetiche de la firma mexicana

0304
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Rodrigo Álvarez

Principios del siglo XIX. Un elegante burgués recorre Savile Row, la calle insignia de la sastrería y camisería del distrito Mayfair de Londres —y del mundo—. Orgulloso porta una camisa, como esas que los caballeros gustaban vestir: impoluta, sin una sola arruga… perfecta.

 

A lo largo de la historia, la camisa, una prenda obligatoria en el clóset de todo hombre, ha mantenido su formal y tradicional construcción: dos mangas, botones al frente y un fit sobrio y relativamente sencillo.

 

Pero como en muchas historias, llega el punto de inflexión. El momento en el que los estándares se siguen solo para romperse, para destruirse y recrearse. Para darle paso a lo desconocido y diferente.

Así es la camisa de Boyfriend’s Shirt. Una que no sabes cómo ponerte, que a primera vista reta tus preconcepciones de cómo debe usarse. Una vez que descifras el misterio descubres que así como ese caballero británico, tú también puedes sentirte orgulloso de tu estilo y masculinidad con una pieza que rompe con todo lo que conocías.

 

Y así fue como se imaginó Laura Carrillo esa primera camisa que diseñó para el proyecto de indumentaria que fundó junto a Cristina Laurenco (empresaria) y Manuel Forte (artista plástico). “La camisa es el hilo conductor de nuestra historia. Es la prenda obligatoria del clóset de todo hombre, pero yo quería que ésta rompiera con todas las reglas”, asegura Laura.

 

Para su quinta colección (Otoño – Invierno 2019/2020), Boyfriend’s Shirt le hace honor a esa prenda fetiche que la distingue como una firma que sigue sus instintos, que juega con las proporciones, que se arriesga y que obliga al hombre a encontrar una nueva versión de sí mismo.

 

Los contrastantes escenarios de la Casa Anahuacalli de Diego Rivera y el estilo del artista fueron los detonantes de Idolaje, la colección que se presenta mañana en Frontón México.

 

“Es un guiño a los colores terracotas y los salones que parecieran estar en la penumbra en Casa Anahuacalli y a los detalles que Diego Rivera sabía llevar tan bien: camisas de cuellos peculiares, sacos con amplios bolsillos y pantalones achísimos”.

 

Y así como deconstruye la camisa, Boyfriend’s Shirt también recrea el resto de las prendas básicas de un guardarropa masculino: el saco, la chamarra y el pantalón.

 

“Quiero que los hombres se vean cool, que no pierdan su esencia, pero que sí tengan la posibilidad de ser y verse diferentes”.

Descubre la colección de Boyfriend’s Shirt mañana durante nuestra cobertura en Instagram @192_revista.


Ediciones anteriores

192

Break Free: adidas adicolor

Existe una dinámica de vida que nos devora de manera inconsciente: la rutina. Ese ciclo, se repite […]

1408
192

Brooks Brothers del retail al .com

Si Henry Sands Brooks se hubiera imaginado la paradoja de comprar por internet, seguro hubiese sido el […]

0808
192

Código Berlín

Un par de lentes es la última pieza del rompecabezas. Aunque parezca ser un accesorio tan pequeño, […]

0508
192

Los tesoros de un armario: FARFETCH + TROQUER

Cada año se desechan aproximadamente 12 millones de toneladas de material textil. Imaginemos la cantidad interminable de […]

3107
192

21st Century Dreamers

  Perseguir tus sueños implica hacer sacrificios. Dejar tu hogar, familia, amigos o mudarse incluso a otra […]

3007
192

Back to School: C&A

La nostalgia es sin duda uno de los componentes que le ponen sentimiento a la vida. Por […]

3007
192

Intimidad Desigual

Tienen la habilidad, el encanto diría yo, de reunir mentes poco comunes, auténticas, esas que en el […]

1907
192

Quebrantar las reglas: Uniformes y moda

Advertir que existe al menos una exposición dedicada al repaso histórico de uniformes, es un buen punto […]

1907
192

Me, myself & I

Frente al objetivo de una cámara aparecen ellas. La luz es tenue, la intimidad se desvanece. Una […]

1807