Who loves different?

Lenguaje visual explosivo y sin censura. Lenguaje en carne viva, palpable. ¿Que si puso incómodo a más de uno? Seguro que sí. Los espectadores fingían que no. Esta fue la forma de amar presentada por Desigual con una puesta en escena disruptiva e intimidante, bajo la dirección creativa de Carlota Guerrero.

Antes de morir, Goethe escribió una carta a su amigo Guillermo de Humboldt: “Confusas teorías sobre confusas acciones imperan hoy en el mundo…” (era 1832). Transporto, como apropiándome de esa cita, sus palabras al día de hoy para hablar del amor, el sexo, la sensualidad y la piel sin fronteras, es decir, sin estereotipos, sin restricciones, sin censura y sin miedo. Es la meta del siglo, del período, de nuestra época: aceptar todas las formas de amor. Interpretándolo a su modo y afianzando el mensaje que la catalana Desigual quiso dejar claro en la última edición de Art Basel, Carlota Guerrero presentó un performance que puso en alto esta idea: #MiamiLovesDifferent. O habría que decir #DesigualLovesDifferent —hubiera sido más acertado—.

Entonces nos vistieron con trajes blancos, unos monos de pies a cabeza. Parecía que entraríamos a un laboratorio a ser espectadores de ¿qué? Nadie lo sabía con seguridad, pero de que algo iba a pasar detrás del telón, de eso estábamos seguros todos. Y parecía que con el uniforme blanco nos protegerían del acto, de no ensuciarnos. Parados frente a una escultura que simbolizaba un templo es que sucedió la magia. Un montón de cuerpos disímiles caminaban hacia el altar para encontrarse con su pareja. Hombres y mujeres en comunión haciendo el acto del amor, comenzaban a quitarse la ropa hasta quedar desnudos. Desigual presenta su más reciente colección y se vincula con el arte al mismo tiempo que se aleja de los formatos clásicos donde se exhibe moda, como las fashion week.

fotografía cortesía de Desigual.

 

La aparición de cada cuerpo fue paulatina hasta cerrar con Lourdes María Ciccone León (el nombre que se comió a las redes sociales por aparecer desnuda en el escenario, lo que sin duda es provocador, pero no era el fin último de esta pieza). Amor sin tapujos y diferente, un amor que empieza en color y termina en monocromático; todo en tono piel. Y con esa nos vamos: piel, piel, piel… y hasta el nuevo capítulo de una marca en vías de refrescarse. This is Desigual, my friend.

www.desigual.com


Ediciones anteriores

192

Los Bimbaders de Bimba y Lola

Criaturas diversas y un tanto exóticas —pertenecientes al universo digital—.   La osa BAF, el gato BOH, […]

2201
192

Gucci of course a horse

¿Qué sueña Alessandro Michele, que no pueda llevarlo a la realidad? Bueno, parece que nada. La persecución […]

1301
192

El zapato 192

Entre múltiples opciones de oferta académica del verano pasado, la Universidad Jannette Klein ofreció un taller de […]

0701
192

La entrada a una vagina: Desigual

Es Eva, creadora de placer. Así se llama la instalación que Miranda Makaroff presentó en el marco […]

0612
192

Los pasos nocturnos: Pineda Covalin

Lo más atroz son las noches cuando no se oye. Estás despierto, esperándola. Sabes que de un […]

2511
192

Entre el juego y lo sensual: Kiki de Montparnasse x Caroline Vreeland

La piel es epítome de la sensualidad y una representación de la lujuria; y el tacto, el […]

1111
192

Home Of Classics

Acumular éxitos para un clásico —en el terreno estricto de los sneakers— es epítome de una larga […]

1111
192

Practical but romantic: Arkatha otoño – invierno 2019

No hay una cualidad específica que defina al diseño mexicano, no por ahora, lo que sí es […]

2910
192

Trascender: Ocelote

Donde el desierto y el mar se juntan. Donde presenciamos la firmeza de la tierra y la […]

1710