Experiencia Verdesalvia en Hotel Anticavilla

Un entremés Italiano en el estado de Morelos

2503
texto Alberto Rebelo
fotografías cortesía de Anticavilla

En plena primavera viene a bien presumir de los dotes de Cuernavaca como un portal a una peculiar manera de disfrutar del clima, la vegetación y las bondades que nos regala esta temporada. Sus callejones y explanadas los habitan edificios llenos de historia: está el Jardín Borda, construido por José Manuel Arrieta (hijo del arquitecto que construyó la Basílica de Guadalupe), el Palacio de Cortés, construcción homónima comisionada por el colonialista y, entre más, la Explanada de la Constitución, que presume un kiosco construido por ​​el mismo Gustave Eiffel. Calles coloniales, albercas, flores, la presea de La ciudad de la eterna primavera y una oferta hotelera y gastronómica que no le pide nada a nadie, y, entretanto, Anticavilla, un entremés Italiano casi al centro de la ciudad. 

Hotel Anticavilla

Anticavilla es un centro wellness, holístico y gastronómico cimbrado sobre las demoliciones de conventos jesuitas y lo que fue la hacienda colonial de Santa Águeda, en la colonia Vista Hermosa, en Cuernavaca, Morelos. Cada una de sus habitaciones o suites —16 áreas exclusivas con suelos y paredes de mármol— se identifica por llevar el nombre de un pintor italiano de la época moderna. Ahí, dentro de Anticavilla, entre ingeniería de Jesús Sánchez revestida de la arquitectura contemporánea de Bernardo Gómez Pimienta y el estilo tradicional de la ciudad, sucede todo lo que esperas de un buen hotel para descansar: spa, gimnasio completamente equipado, albercas, jardines, un bar y Verdesalvia, donde el chef Edher Cervantes prepara recetas en las que verte lo más fresco y delicioso de la región en emociones culinarias que te llevan al continente europeo.

Las habitaciones están equipadas con todas las amenidades para una estadía de completa calma y relajación. Algunas de ellas incluso cuentan con tinas de hidromasaje y hermosas vistas a las áreas abiertas del hotel.

Hotel Anticavilla

Italia y México es el secreto de Anticavilla y Verdesalvia, experiencias que, sin restarle interés a una región u otra, encuentran un perfecto maridaje con notas técnicas que crean sabores italianos con profundo amor y respeto por los ingredientes de México. 

La cocina se distingue porque retoma la tradicional comida italiana y la prepara con productos frescos de la región —otros sí de origen italiano, como algunos aceites, especias y quesos–. Puedes abrir apetito con un “antipasto” como los Vegetales orgánicos y pesto genovese, la Burrata y el durazno criollo o el Provolone y ragú de salchicha italiana alla arrabbiata. Una “insalata” de higo morelense y pecorino romano o Pera criolla y gorgonzola, o un “risotto ai frutti di mare”, con frutos marinos y pomodoro. Sólo para abrir el apetito y después entrarle a la carta: un Tortellone relleno de espinaca y requesón, un Pollito de leche rostizado y laqueado con balsámico, y con ragú de lenteja o el Pescado alla siciliana: 180 g. de robalo marinado en hierbas sicilianas, papas glaseadas y alcachofa frita.

Pero también hay pan dulce hecho en casa y opciones entre las que se encuentran una variedad de pastas, pescas del día, la trucha morelense ahumada, o algo muy tradicional como las enfrijoladas rellenas de chorizo de Yecapixtla. Y ni hablar de los postres, creaciones artístico-culinarias para saborear con un intenso caffé espresso, la dolce vita italiana en México.

Como Anticavilla, que combina la sofisticación europea y la calidez mexicana, no hay otro. Su hospitalidad es un detonador de excelencia y en el romper paradigmas entre lo que es meramente mexicano y no se puede llevar con lo italiano y viceversa, está su encanto. Además puedes visitar su cava, para maridar vinos de todas cepas, todas presentaciones, y de casi toda región con auténticos quesos y chocolates morelenses.

Hotel Anticavilla

Ésta reseña es apenas un aperitivo, el resto se pide directamente en Hotel Anticavilla. Río Amacuzac 10, Colonia Vista Hermosa, Cuernavaca, Morelos.

 

anticavillahotel.com IG @anticavillahoteloficial


Ediciones anteriores

192

El viaje a Francia: La Maison Moët & Chandon

Desde hace casi tres siglos, Moët & Chandon es insignia y sinónimo de celebración, de unión; es […]

2211
192

Meet Me at the Puppet Motel

Lo que Beth Frey (Calgary, Canadá, 1980) presenta en Meet Me at the Puppet Motel y su […]

0609
192

¡En ON a OFFF MX 2022!

Detonar e impulsar las ideas en un entorno de diseño creativo y cultura digital, cobijar una comunidad […]

2308
192

#Portafolio192: Nadja Massün

El Museo Archivo de la Fotografía presenta Encuentros Afortunados, una muestra con más de 50 fotografías de […]

1306
192

El Espacio Latino de Paola Vivas

Espacio Latino presenta una colección de retratos de diversidad de personas, edades y géneros, incluidas personas no […]

2205
192

Safe Space: Meditación a prueba de incrédulos

Hace unas semanas recibí una invitación para ir a un nuevo espacio de meditación y, obviamente, había que […]

1105
192

No Quemen Nuestro Futuro

No Quemen Nuestro Futuro es una de las formas que han encontrado algunos jóvenes activistas para invitarnos […]

0405
192

Al fin y al Cabo en el hotel El Ganzo

La creatividad, que va más allá de los confines aparentemente ilimitados de la música y el arte, […]

0405
192

Los niños de hoy

Los niños de hoy El planeta que, a mi hija, que a los niños de hoy les […]

0205