Oh là là!

La hora de la comida es “sagrada” y se resume en una palabra: placer

2606
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Alberto Rebelo

En Francia comer es un ritual. Sentarse a la mesa tiene sus reglas —muchas de ellas inflexibles—. Sus platillos tradicionales, que varían de región en región, son también puros y mantienen la historia y tradición milenaria del país. La hora de la comida —que en promedio dura dos horas y media, de acuerdo con un estudio de Eurostat— es “sagrada” y tiene que resumirse en una palabra: placer.

Así fue nuestra visita a L’Aperô: placentera. Desde que uno entra a este nuevo restaurante ubicado en la Condesa (Michoacán 10) se siente la vibra parisina: manteles impolutos y una decoración en la que abundan el arte y los objetos antiguos, dignos de los coleccionistas más exigentes. Pero la vista no es lo único que se deleita al entrar a este local, el olfato de inmediato percibe el irresistible aroma de la mantequilla, que sin duda le abre el apetito a cualquiera.

Aquí, el chef Alexis Preschez —de origen francés— ha roto con muchas de las exigentes reglas de la gastronomía francesa. En su menú ha incluido sabores españoles, italianos, libaneses y mexicanos, que resultan en combinaciones tan exóticas, como sofisticadas.

 

A cargo de la familia Avernin (creadora de Maison de Famille), que a lo largo de seis décadas se ha dedicado al mundo de la comida y la bebida, este bistrot se enorgullece, entre muchas otras cosas, de producir gran parte de la materia prima de sus platillos, que se traduce en una frescura y sabores inigualables.

De entrada, el pan y la mantequilla (ambos hechos en casa) son irresistibles y una canasta no será suficiente. Una vez que recorres el menú (en repetidas ocasiones) la decisión no será nada sencilla y necesitarás más de un par de visitas para poder quitarte el antojo de esos caracoles a la Bourguignonne o las alubias fabes con chorizo que no pudiste probar porque ya no tenías espacio para nada más.

 

En nuestra primera visita nos dejamos enamorar por la tartine de salmón ahumado, que entre otros ingredientes incluye sarconia, una suculenta con un intenso sabor a sal.

 

 

Continuamos con los calamares fritos —la salsa que los acompaña es picosita—, coliflor asada con kale y cebada y las tradicionales croquetas con queso manchego español, de un dorado perfecto y listas para ser sumergidas en una salsa de jitomate suprema.

 

¡No te puedes ir sin probar el risotto con hongos morillas! Las porciones, generosas, son ideales para compartir, así que si vas en grupo te recomendamos que ordenes de todo un poco (hay muchas opciones para esos amigos vegetarianos y veganos).

 

En el menú también se incluyen los clásicos de la cocina francesa: patés, sopa de cebolla gratinada y filete de res con salsa de queso azul y papas fritas. Obligadas son las albóndigas al chile de espelette y esferas de parmesano, cuya sencillez recuerda a las que cocinaba la abuela, pero con ese toque sofisticado de los ingredientes y especias más exclusivas que solo un bistrot de esta categoría podría utilizar.

¿Para beber? Una carta de vinos con etiquetas francesas, españolas e italianas que tu mesero sin duda sabrá descifrar y hacer la sugerencia ideal para los platillos que elijas probar.

 

El postre no es para todos, pero en L’Aperô es imperativo. Su tarta de chocolate tibio con aceitunas Kamalata es uno de los favoritos y el toque perfecto para concluir con dos horas de delicia tras delicia.

 

Bienvenidos a L’Aperô, un lugar al que regresarás más de una vez.

Avenida Michoacán 10, Hipódromo, Ciudad de México. Lunes a sábado de 13:00 a 23:00 h y domingos de 13:00 a 18:00 h.

 

L’Aperô 


Ediciones anteriores

192

Cocinera de canciones: Gaby Ruiz

La memoria juega a favor de Gaby Ruiz, pero la curiosidad, ésa es su arma más poderosa, […]

1706
192

Té he de querer

La Camellia sinensis, mejor conocida como té y a lo largo de la historia se ha convertido […]

0304
192

Camomila: All Day Breakfast

Más que reglas estrictas y porciones contadas, aquí se trata de buscar el origen de los ingredientes […]

0104
192

Un manglar y 7 tiempos

  Para llegar a cenar a Ocumare hay que hacer un pequeño recorrido en la oscuridad, en […]

0712
192

Café, pan y música para comenzar el día: For All Folks

Sesiones para desayunar sucede una vez al mes dentro del caos de la ciudad. La razón, por […]

2611
192

Sobremesa, una experiencia que comienza en la cocina

Reuniones que empiezan en la cocina con amigos, mezclando, picando, cocinando. Una copa de vino con las […]

1911
192

La belleza de lo material

Pocas cosas liberan más la creatividad de un diseñador que un material y sus posibilidades.   Un […]

2506
192

Let’s Go: La baguette

De figura esbelta y alargada, la baguette es el pan blanco francés por excelencia. A diferencia del […]

2805
192

A propósito de Raíz: Elena Reygadas Chef de Rosetta

Recurrimos a asociar ciertos objetos con nuestros propios conceptos de vida. Siempre hay historias albergadas en las […]

2603