Los robots no lloran: Pedro Reyes

Un proyecto para reflexionar y hacer crítica por medio del humor

0811
por Alberto Rebelo

Del causal de las emociones modernas a los estragos ocasionados por el avance desmedido de la tecnología patrocinado por los billonarios más fuertes del mundo—, Los robots no lloran, la nueva puesta en escena de marionetas de Pedro Reyes presentada por el Museo Jumex, pretende acercar públicos diversos a un lenguaje teatral, didáctico, alejado de un carácter elitista y convencional que utiliza la comedia y la sátira para apuntar su crítica a los dilemas éticos a los que estamos acostumbrados a enfrentar.

 

En esta obra se cuestionan ideologías políticas y gobiernos tecnócratas, pero de la manera en la que no estamos acostumbrados: sus personajes, curiosas marionetas hechas a mano en Japón e inspiradas en la tradición bunraku, gesticulan los mensajes desprendidos del cuestionamiento sobre las políticas de nuestros días, que dio asiento y se gestó durante la estancia de Pedro Reyes como artista invitado en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde se entrevistó con Noam Chomsky, un distinguido profesor de lingüística quien es el personaje que protagoniza la obra.

En esta puesta en escena de personajes erguidos sin hilos ni cruceta, Noam Chomsky se enfrenta a su antagonista, la filósofa Ayn Rand, cuya perniciosa influencia sigue presente entre los seguidores de Trump y los miembros del partido republicano estadounidense. Además el magnate Elon Musk, que representa al héroe tecnocrático de nuestros días, se hace presente junto a personajes más conocidos como Marx y Trump.

Éste es un proyecto para reflexionar y hacer crítica por medio del humor, y se suma a la obra de Pedro Reyes, quien ha integrado el teatro de marionetas a su producción artística desde 2008, como en La revolución permanente (2014), que trata sobre la vida de León Trotsky.

 

Tenemos pases dobles para que asistas a la función de los próximos jueves y viernes. La dinámica es la siguiente:

 

Comparte esta nota en tu perfil de Facebook y recomienda a tus amigos la puesta en escena en dicha publicación, ejemplo: “No se pierdan esta puesta en escena de Pedro Reyes en el Museo Jumex, Revista 192 regala boletos”. Envía a alberto@revista192.com un correo con la respuesta a las siguientes preguntas:

 

  • Menciona de manera breve de qué trata La Revolución Permanente
  • Menciona el nombre de un personaje que aparezca tanto en La Revolución Permanente como en Los Robots no Lloran.

 

Las dos primeras personas que hayan cumplido con todos los requisitos serán acreedoras a los pases dobles. Tenemos dos pases dobles para la función de mañana viernes 30 de noviembre ¡Suerte!

 

Los robots no lloran, del 09 de noviembre al 02 de diciembre, boletos a la venta AQUÍ.


Ediciones anteriores

192

Dirt!, el camino de Chula the Clown hacia la libertad

Dirt! —mugre—, la nueva puesta en escena de Chula, es una metáfora que explica el camino hacia […]

1701
192

Arte profano: Una apariencia desnuda

El deseo de comunicar crece a medida que son rechazadas las comunicaciones fáciles, irrisorias. George Bataille   […]

2012
192

¡ARTE, QUÉ RICO!: MATERIAL

Material vuelve a la Ciudad de México prometiendo nuevas experiencias y contando con el debut de 29 […]

1912
192

Podría ser (una flecha)

En la colección del Tate hay un póster de las Guerrilla Girls en el que se lee: […]

0312
192

¿Qué hacer con un millón de años? Juno Calypso

Durante la Guerra Fría, lo imposible era posible. Ante la amenaza de ataques nucleares de los soviéticos, […]

2911
192

Historia de una silla en un jardín secreto

En el inventario del diseño nacional hay cerca de 100 sillas diferentes. Hubo un momento en el […]

2611
192

Llegó tu hora

La especie humana es la única sobre la Tierra que entiende el concepto del tiempo. Por ello, […]

2111
192

La Roma de Cuarón

Netflix mostrará otra cara de las familias mexicanas. La plataforma se ha unido con Alfonso Cuarón para […]

2111
192

Realidad programada. La vida y el arte en la televisión.

Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, nos recibe en la entrada de la sala del tercer piso del […]

1611