Máscaras Mexicanas

Para cuidarnos y cuidar a los demás

1504
texto Fabiola Zamora
fotografías cortesía de Carla Fernández

Ante el desabasto, la necesidad o inquietud de hacer cubrebocas caseros y reusables, distintas marcas de moda mexicana se han dado a la tarea de crearlos. Uno de estos proyectos con causa es el que desarrolló Carla Fernández: Máscaras Mexicanas.

 

Sin perder el compromiso que tiene la marca de preservar y apoyar el trabajo de las comunidades artesanas de nuestro país, la marca creó distintos diseños de cubrebocas, extraídos de máscaras mexicanas hechas por maestros mascareros de distintas regiones. Con su venta favorece a los mismos mascareros, a los empleados de la marca, y por ende a sus familias. También hay cubrebocas diseñados por Carla y su esposo el artista Pedro Reyes, y Carla y la artista María Conejo; los hay lisos y existe la posibilidad de personalizarlos; también se pueden comprar las máscaras como objeto artesanal.

 

Y es que los números en materia laboral preocupan más en esta pandemia; según el INEGI, 56.2% de las personas que trabajan en nuestro país, realizan labores informales, por lo que no cuentan con la posibilidad de quedarse en casa. La misión de Carla es la de generar oportunidades durante esta emergencia y con ello, fondear a 175 artesanos de 12 estados de la República, 23 empleados directos y 13 costureras. Lo que equivale a generar trabajo para 59 familias que dependen de que la empresa sobreviva y continúe.

Con respecto a su composición, estos cubrebocas están hechos de dos capas de popelina de algodón, el cual está recomendado para cubrebocas de uso civil —no médico—. Son lavables, tienen elásticos para ajustar en las orejas y los diseños están impresos digitalmente a base de tintas ecológicas. 

 

Aunque en nuestro país aún no se hace obligatorio el uso de cubrebocas, usarlos es un hábito que ya hay que poner en práctica, por qué, porque al mismo tiempo de cuidarnos, cuidamos a los otros.

Para adquirirlos haz tu pedido al correo: alfredo@carlafernandez.com El envío es gratis en la CDMX y con costo de envío al resto del país. Los precios son: Cubrebocas lisos: caja con 100 cubrebocas $3500 pesos. Diseño mapa México y campesinos: caja con 100 cubrebocas $4900 pesos. Máscaras mexicanas: caja con 10 cubrebocas $1000. Consulta nuestro #Directorio192  para conocer otras iniciativas que como ésta, pretenden ayudar a mitigar los efectos secundarios de esta situación, a través del apoyo a la economía local y la creatividad.

 

 

http://carlafernandez.com/es/


Ediciones anteriores

192

El amor en los tiempos del covid: historia 4

Jamás habíamos hablado, a pesar de que vamos a la misma universidad, así que tocó conocernos desde […]

3105
192

El amor en los tiempos del covid: historia 3

Esta es una historia de amor y desamor épica. Duró lo que duran las grandes épicas y […]

3105
192

El amor en los tiempos del covid: historia 1

Vivir conmigo a veces es insoportable. Eso no lo sabía Marcos cuando me invitó a que compartiéramos […]

3105
192

El amor en los tiempos del covid: historia 2

Enfermé de no volver a verlx; pero luego apareció (como espantando un estornudo) su propuesta: “Vamos a […]

3105
192

El arte del encierro: Gabriela y Tere Artigas

Estar en cuarentena —y aisladas— ha cambiado nuestra perspectiva de lo que significa ser creativas, y a […]

2805
192

#SinLibrosNoHayFuturo

Almadía, Ediciones Era y Editorial Sexto Piso, las tres mexicanas e independientes, crearon desde hace una semana […]

2805
192

El arte del encierro: séptimo bloque de proyectos

Bajo los conceptos de “Distancia, aire y cercanía“, los participantes de #ELARTEDELENCIERRO fueron convocados a crear arte en 7 […]

2705
192

El arte del encierro: sexto bloque de proyectos

Bajo los conceptos de “Distancia, aire y cercanía“, los participantes de #ELARTEDELENCIERRO fueron convocados a crear arte en 7 […]

2605
192

El arte del encierro: quinto bloque de proyectos

Bajo los conceptos de “Distancia, aire y cercanía“, los participantes de #ELARTEDELENCIERRO no solo crearon piezas tangibles, también hubo […]

2505