Lago Algo

Algo, sí, algo está sucediendo en lago...

2304
fotografía Fabiola Zamora
texto Miguel Ángel Ángeles

Algo sucede en el Lago. Este algo incluye diferentes nombres y piezas que nunca habíamos visto en este lugar. Pia CamilJorge Méndez Blake, Gabriel Rico, Yann Gerstberger, Simon Fujiwara, Eduardo Sarabia, James Turrell, Trix y Robert Haussmann, Ana Montiel, Marie Lund, Mario García Torres, entre otros, ahora suceden ahí.

Raúl Cárdenas Torolab México, 1969. Cuarto de trabajo: La mesa sin fin (Goeritz-Kiesler), 2014. Mesa sin fin fabricada a partir de la caja de La ciudad infinita, dibujo, video, copia del archivo, edición de las 3 recetas, compromiso de colaboración firmado por el artista y el coleccionista

Pia Camil Blujeaneando, 2019, Instalación textil

Lago: el lugar

 

Este espacio emblemático del Bosque de Chapultepec tiene una historia que en muchas maneras sirve para entender la ciudad que fuimos. El pulso de ésta ha dejado huellas en este recinto. Originalmente, Lago como restaurante formó parte de lo que en su momento se llamó El Nuevo Chapultepec, un proyecto muy ambicioso que a mediados de la década de los 60 del siglo pasado suponía una apuesta determinante para lo que se esperaba de la ciudad. En ese momento, la pretensión era clara: esta zona sería un lugar para el esparcimiento al aire libre, pero con un eje importante: la cultura. Un espacio abierto que, además, contaba con el Museo de Historia Natural y la entonces novedosa Feria de Chapultepec.

 

A casi 60 años de su apertura (Lago se fundó en octubre de 1964), la ciudad es otra y este bosque, que es el parque urbano más antiguo en la historia de Latinoamérica, también. Más de medio siglo supone un cambio de vida que incluye muchos millones de personas más habitando esta metrópolis, pero, también, una situación ambiental de clara emergencia. El pulmón de la CDMX es más necesario que nunca y, por ende, todo lo que sucede ahí conlleva otras dinámicas, distintas por mucho a las existentes al momento de surgir el proyecto.

Lago Algo

SUPERFLEX If Value Then Copy, 2021 Óleo sobre tela

 

Una clara: el entendimiento de lo que somos como comunidad y la manera en que habitamos el espacio de un lugar como el Bosque de Chapultepec. Un sitio en el que ahora, Lago representa un proyecto que tiene como intención “generar reflexiones sobre la contemporaneidad y nuestro papel en el futuro de la tierra”. Eso es Algo.

 

La apuesta viene en forma de una bifurcación que sucede en este lugar que, hasta ahora en nuestro imaginario, se pensaba únicamente como restaurante. Algo es justo lo que hace girar la moneda en el aire. Luego de un largo tiempo de trabajo y planeación que colinda con lo arqueológico, el proyecto LAGO/ALGO es ahora un espacio de trabajo tipo restaurante/café (comandado por Micaela Miguel) y un proyecto cultural independiente, un híbrido que a partir de la colaboración con distintos agentes culturales apunta a la generación de nuevas comunidades.

Lago Algo

Había que hacer alianzas (la principal fue con CMR, que será quien siga operando el restaurante) para poder lograr que Algo pasara. Enfrentarse a un espacio que fue concebido por el arquitecto Leónides Guadarrama (Ciudad de México, 1930-2009) y el arquitecto Alfonso Ramírez, ahora en colaboración con NASO, les hizo partir desde lo que podríamos llamar un ejercicio de sencillez, casi intuitivo. Sobre esto, Cristóbal Riestra, director de la OMR y pieza clave en la concepción de este proyecto, asegura que el inicio fue “quitar para ver qué pones, porque no sabes qué hay detrás; entonces la misma arquitectura te va dando las reglas del edificio mismo, te va dando las reglas que tienes que empezar a aplicar a los demás lugares para que tenga congruencia”. Congruencia que, además, cruza por todas las mentes que vieron en el recinto una posibilidad de plasmar su visión, incluyendo al mismo Sordo Madaleno, quien en la segunda década de este siglo todavía trabajaría en la obra, llegando a hacer modificaciones considerables. “El proceso de limpieza fue poniendo las reglas sobre lo que teníamos que hacer”, dice Riestra.

 

Con esta perspectiva de “antes de poner, quitar”, regresaron casi todo a la estructura original con un marcaje de muros reforzados e incluso una especie de entrecalle de aluminio que sin duda suma al efecto total del lugar: uno entra y entiende que estamos en una suerte de entretiempo que va más allá de un gesto meramente efímero. Ahí es en donde acontece Algo, ahora, con su primera muestra: Form follows Energy que, partiendo de tal máxima, es en sí un statement de lo que se puede esperar de este proyecto conjunto: toda realidad es resultado de la energía que se ha puesto en ello. Son 27 artistas (de las filas de OMR, pero también de joségarcía mx) que ahora han tomado el Lago.

 

“Esta parte del programa del brazo cultural que es Algo dentro del edificio Lago […] se volvió sinérgica: una cosa con la otra”, dice Cristóbal Riestra sobre cómo es que además de todo, el surgimiento de este nuevo proyecto coincide con los siete años de OMR bajo su dirección y un cambio de ruta para joségarcía mx en cuanto a la forma en que trabaja con artistas. “Teníamos una necesidad de crecer nuestro programa, y lo llevábamos hablando un tiempo, durante la pandemia nos enfocamos en hacer una investigación a profundidad para que nuestro programa por un lado fuera coherente con nuestros ideales y tuviera una representación más equitativa de género, a la par de que necesitábamos sangre nueva y nuevas voces”, continúa Riestra explicando esta alianza que hoy hace posible Algo.

José León Cerrillo, 2021 POEM, uno en lugar del otro, uno en ese lugar, uno en otro nada más

François Buche, 2019 Pensé en un labertinto y La Maloca como radio antena invertida

Algo en el Lago: mientras se realizaban las conversaciones para llevar a cabo la alianza con joségarcía mx apareció la oportunidad del lugar: el Lago, vía Joaquín Vargas —hoy socio del proyecto— apareció en el horizonte y se puede decir que el resto es historia, al menos hasta este momento. Toda esa energía, hoy tiene forma.

 

La idea de un espacio cultural, que nace con Form follows Energy, planeado para septiembre de 2021, pero finalmente abierto ahora, tiene por delante muchas incógnitas por resolver: desde la viabilidad de un proyecto híbrido al desafío que implica la mera idea de generar nuevas comunidades así como también, acercarse a las que ya existen en torno a un lugar como éste. Las posibilidades son infinitas. ¿Cómo hacerlo? No hay un formulario o un camino ya trazado, pero existe el impulso.

 

“Fue complicado conseguir todos los permisos, lograr todas esas alianzas, o sea, la apuesta era grande […] ahora el reto realmente es a futuro, es cómo logramos que sí sea un espacio incluyente, un espacio democrático y sí un espacio público, pero sobre todo que sea un espacio que tenga un uso, que no sea un mausoleo del arte que es estático”, dice Riestra a propósito de lo que pueden esperar en los años venideros. De ya, este proyecto cuenta con la asesoría directa de Jerome Sans, cofundador y director del Palais du Tokyo. Ahí, un mérito que ya es real de esta apuesta. Porque en un momento histórico en el que nuestra idea de cultura supone más que nunca el entendimiento de que las formas de consumo y creación de ésta mutan un día sí y un día no, el esquema que la sitúa en un mausoleo intocable es más caduco que nunca. La forma tiene que seguir a la energía.

Algo está sucediendo en el Lago. Suena a regeneración y arte. A bosque. A diversión, por supuesto. Tiene a la inclusión como constante y a la naturaleza como entorno. Sucede justo en el momento más crítico de la emergencia climática que como humanidad hemos desatado, un momento en que acciones contundentes son necesarias y en el que es ideal que éstas vengan desde la hibridación y el entendimiento de que Hoy es necesario para que sea posible un Mañana. Y que el arte está siempre aquí.

Conoce más en: lago.com


Ediciones anteriores

192

El Circo erótico de Serguéi Eisenstein

Poco se habla de la faceta como dibujante de Serguéi Eisenstein, una exploración de las pulsiones humanas […]

2309
192

BARRAGÁN NYFW SS23

BARRAGÁN es una de las presencias jóvenes más fuertes de México en la semana de la moda […]

1509
192

Memoria y tiempo en Galería Hilario Galguera

Paisajes que nos han marcado, los olores que nos estimulan, rostros que nos anclan a un sentimiento […]

1409
192

Shake Your Body: lo nuevo en LAGO/ALGO

Shake Your Body exposición Después del arranque de ALGO, el brazo cultural de la sinergia LAGO/ALGO, con […]

0609
192

Meet Me at the Puppet Motel

Lo que Beth Frey (Calgary, Canadá, 1980) presenta en Meet Me at the Puppet Motel y su […]

0609
192

Joanie Lemercier: Paisajes de luz

Joanie Lemercier (Rennes 1982) es un artista francés que lleva más de doce años enfocando su trabajo […]

2508
192

Miu Miu: “A Remedy”, una coalición de arte

Para nosotros, el arte es un concepto de libertad único que puede ser expresado en infinidad de […]

1208
192

70 años de tradición y modernidad en el MUAC

Entender el Diseño en México es explorar la idea de que todo objeto de la vida cotidiana […]

0808
192

Tiffany & Co.: una corona de espinas

Una maniobra de poder, una hazaña que parte de una metáfora sobre la destreza artística, humildad y […]

0707