Ser loco es un privilegio: Loco Tequila

“Nos atrevemos a lo inusual…”

1212
texto Sophia Garduño
fotos cortesía de Loco Tequila

Con el agave azul como materia prima y sus orígenes en la Hacienda La Providencia, en El Arenal —un valle de Jalisco—, Loco es el primer tequila de terruño de lujo que ofrece sabores únicos recuperados de la naturaleza, que logran una frescura terrenal y una sensación ahumada inigualable, un recorrido de emociones en el paladar. Su excepcionalidad se ve reflejada en el diseño de la botella, hecho por Jan Hendrix, (artista neerlandés que ha vivido y trabajado en México desde 1978) quien hizo del contenedor de vidrio una obra que captura nuestra atención a primera vista.

Loco le hace honor a su nombre con el lanzamiento de su nueva campaña Ser loco es un privilegio, en la que deja de lado a la monotonía y la repetición para darle espacio a la audacia, la exploración, la innovación y la creación de nuevos caminos sin límites para llevar el espíritu de la creatividad tan lejos como sea posible.  

 

En esta campaña se retratan a tres personajes que forman parte esencial de la cultura popular mexicana y han desdibujado los márgenes de lo que se cree posible: Adán Paredes, un arqueólogo, escultor y ceramista que hace de los 4 elementos ejercicios y obras donde ejerce la experimentación. Víctor Legorreta, arquitecto reconocido por su uso del color y la geometría con los que fusiona tradición y contemporaneidad —en proyectos como la Torre BBVA y el Papalote Museo del Niño—. Y por último, Pablo Salas, chef que a través de su restaurante Amaranta —ubicado en Toluca— ha logrado hacer alta cocina en un lugar donde se creía imposible, combinando ingredientes y platillos clave de los 125 municipios del Estado de México.

Para celebrar este lanzamiento, el pasado 28 de noviembre la casa tequilera fue host de una cena preparada por Pablo Salas, acompañada de un maridaje con Loco Tequila. Para comenzar se usó Loco Blanco con la entrada: betabel rostizado, puré de betabel, papita garapiñada y queso de cabra, y el segundo plato: aguachile de pepino espinoso. El tequila Loco Puro Corazón acompañó al tercer plato: chile jaral relleno de salmón trout y romesco. Y para cerrar, tequila Loco Ámbar se maridó con un short rib con salsa borracha, puré de plátano macho y espárragos salteados, y el postre: tarta crumble de calabaza y helado de chongos zamoranos.

Loco Tequila destaca la diversidad y los logros de estos tres creativos e inspira a las personas a celebrar su singularidad y a atreverse a lo inusual. Obténlo en www.locotequila.mx


Ediciones anteriores

192

Cocina Estelar

Emprender un viaje que cruzara distintas fronteras gastronómicas y recorriera propuestas culinarias deliciosas y fáciles de preparar […]

1001
192

Comilona en Taverna

Comilones, compromisos, pactos, propuestas indecorosas, festejos. En Taverna (General Prim 34, Juárez) sucede y ha sucedido de […]

0112
192

Don Julio, Por Amor

México es una auténtica fuente de inspiración en sí mismo. Y es que basta con abrir bien […]

0410
192

REUNIÓN: PATRÓN

Hace algunos meses, que por cierto han corrido como un río caudaloso y veloz, recibimos un correo […]

2103
192

Patrón: un acto de magia concebido por 60 manos

El portafolio de Tequila Patrón parece difícil de degustar. Doce variedades provenientes de la misma planta se […]

1803
192

150 años de Tequila Herradura

En 1870, en la Hacienda San José del Refugio, en Amatitán, Jalisco —el corazón de la región […]

0408
192

Gin O’Clock

Los jueves ya no son solo para recordar el pasado con el hashtag #TBT, ahora son también […]

0207
192

Coctelería sin salir de casa

Nos dimos a la tarea de buscar tres recetas de cócteles —de algunos de nuestros bares predilectos— […]

1105