Sin Número

#FirstEncounter

0901
por Hannah Sachse
retratos Rodrigo Álvarez
registro de obra cortesía Lanza Atelier

 

“La génesis de la arquitectura está muy llevada al acto de habitar, pero al final ese acto no necesariamente es la casa, sino cómo yo estoy en el mundo y cómo me relaciono con mi entorno. Eso es arquitectura”.

— Isabel Abascal

 

 

Isabel Abascal estudió arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid. Dirigió desde julio de 2015 hasta agosto de 2017 la plataforma LIGA, un espacio para la arquitectura dedicado a la exposición, divulgación y discusión de la materia en latinoamérica. Alessandro Arienzo también es arquitecto, estudió en La Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México y en 2012 realizó la museografía inaugural para Archivo Diseño y Arquitectura para la exposición La felicidad es una esponja caliente (y fría), junto a Rodrigo Escandón. Juntos (Isabel y Alessandro) crearon Lanza Atelier, un espacio de proyectos diversos del que se desprende: “Sin número”, que rescata las estructuras existentes de los Módulos de Seguridad y Participación Ciudadana de la Ciudad de México, para reconvertir su uso en infraestructuras urbanas basadas en los principios de la Nueva Agenda Urbana de la ONU.

Este proyecto propone reutilizar y rescatar alrededor de 400 casetas repartidas en las 16 delegaciones de la Ciudad de México, de acuerdo a su propia tipología, es decir, busca que estas estructuras localizadas en parques, camellones y espacios residuales de la ciudad, que funcionaban como centros de emergencia, de vigilancia o de recreación en sus inicios, puedan volverse a involucrar con la gente y vuelvan a ser apropiadas adaptándolas al momento en el que vivimos.

 

Hannah Sachse (HS) ¿Cómo surge tu gusto por la arquitectura y cuál es tu definición de la materia?

 

Isabel Abascal (IA): Eso se remonta a un montón de años, soy una persona a la que le gustan cosas muy diversas, me gusta leer de todo, estudiar de todo, así sean matemáticas, historia, arte o biología.

 

La arquitectura es una disciplina muy plural y que en realidad le concierne a todas las personas. Tanto del ámbito rural como urbano, todo el mundo tiene su relación con el espacio. Lo llame de una u otra manera, todo mundo tiene una relación con la luz; con su cuerpo y cómo se acomoda en los lugares por donde transita. Eso es para mí la definición de la arquitectura.

 

HS: ¿Qué significa para ustedes trabajar la arquitectura siendo una pareja?

 

Alessandro Arienzo (AA): Es “como un bebé”, dentro de las subidas y bajadas de una relación nada puede caer. Le da un carácter íntimo al proceso de diseñar, es una constante donde no paras de trabajar, te paras a las 2:00 am con una idea, es una forma de vida sin duda. Para mí es ideal que tu pareja también sea tu socia.

IA: Yo creo que una relación es como un espejo con tu pareja, es muy intenso. Trabajar junto con ella es otro espejo diferente que te muestra cosas que no ves en tu relación. Es sinérgico, esos momentos son muy poderosos.

 

Es también un complemento, me pasa cuando diseño. Como cuando hablas y se te olvida una palabra y alguien te dice cuál es, cuando dibujo es como si se me olvidaran las palabras y él me las recuerda. El otro te va complementando y el proceso de diseño se vuelve un diálogo. El momento favorito es mezclar las referencias que cada uno tiene para construir algo muy bonito.

 

Siento que como ya llevamos un tiempo, la manera de pensar y diseñar de uno ya está influenciada por el otro y si yo tuviera que trabajar sola ya no sería mi “yo” de antes; siempre voy a ser Lanza.

 

HS: ¿De dónde Surge ‘Sin Número’?

 

AA: Yo crecí en San Jerónimo, en la Magdalena Contreras, cuando iba a la Ibero siempre pasaba por Cerro del Judío y por todas esas colonias en las que siempre estaban unas estructuras altas de los años 80, que nacieron más que nada para vigilar parques o camellones, hoy en día realmente ya no sirven, veo a los policías con sus celulares o la gente con el internet, es diferente.

Otra cosa interesante es que cuando las busqué en internet, no había dibujos, ni imágenes, no había nada, sólo estaban las dos referencias que siempre te ponen, “está en cierta esquina y no tiene número”. De ahí surge el nombre del proyecto.

Se trata de 400 casetas, ya hacerlo a esa escala es un reto gigante, pero tiene un impacto urbano súper potente. La estrategia es muy fácil; la gente las topa bien, o ni siquiera saben que existen, son esos dos extremos, y el proyecto propone que la gente se las apropie y se involucre, por ejemplo; tú como arquitecto dejas una casa y las personas que van a vivir en ella ya decidirán qué cuadros poner.

 

Esta idea viene de las propias construcciones, están en toda la ciudad, las veía en todos lados y las ideas iban llegando, es algo que tenía que atender para lograr un proyecto sobre eso; entender su potencial.

 

En “S/N” para empezar, los colores que tiene cada caseta son un programa: Jardín, centro de acopio, tanques de emergencia, biblioteca, playground, etcétera, cada estructura ya existe realmente, la cosa es ¿cómo le puedes sacar provecho?, ahí es donde entra todo el mobiliario, donde se hace súper lúdico, donde sugiere ser utilizado por la ciudadanía colectivamente, es otro acercamiento y se convierte en una contemplación con el pretexto de atender más la ciudad.

 

HS: ¿Se sienten satisfechos con el trabajo de Sin Número?

 

AA: Sí, cuando las puse todas juntas me preguntaron: ¿qué tienen? ¿por qué no las puedo dejar de ver? es esa cosa muy lúdica.

 

Me decían: “Mi sobrino dice que parecían juguetitos de madera, o animalitos”, era increíble porque un niño chiquito ya estaba teniendo un acercamiento con la arquitectura, con un proyecto que es súper abstracto. Al final tienes una colección, no todo es igual; no acabas con una cosa únicamente.

 

IA: Es lindo pensar en el término de la magia. Tratar de definir qué tiene, la gente puede ver nuestros proyectos y tiene algo que los hace sonreír. La arquitectura que no te sorprende, aunque sea preciosa le, falta algo.

 

Sin Número

 

“Sin Número es un proyecto que propone reutilizar arquitecturas existentes en lugar de edificar nuevas, analizar, deconstruir y complementar sensiblemente lo que tenemos para adaptarlo al momento”, conoce más de los proyectos de Isabel y Alessandro en lanzaatelier.com

 

Esta entrevista es parte de nuestro programa First Encounter, conoce más de este proyecto.


Ediciones anteriores

192

La simbiosis perfecta: Design House

Los seres humanos nos desarrollamos en espacios interiores: el hogar en el que crecemos, la escuela, nuestro […]

3010
192

Bienvenido a casa: Dos Casas Hotel

Todo lo que habita en San Miguel de Allende merece la pena ser explorado. La ciudad  —que […]

1810
192

Acerca de Cynthia Büttenklepper

Me resulta extraño escribir para una revista —aunque en cierto momento pensé dedicarme a una actividad así—, […]

0710
192

El arte del embargo

Ésas son las ilustres palabras de conclusión de la autodefensa, pronunciadas en 1953, seis años previos a […]

1809
192

#modernlove: Betty Acra

Betty es un poema largo, es dulzura y es encanto. También es fuerza y lucidez. Tiene una […]

1207
192

5pm: JOSÉ LUIS CORTÉS

Un acontecimiento fortuito nos trajo a la mesa de José Luis Cortés, arquitecto. Su casa, en San […]

0107
192

Cocinera de canciones: Gaby Ruiz

La memoria juega a favor de Gaby Ruiz, pero la curiosidad, ésa es su arma más poderosa, […]

1706
192

Martín Delgado & Diego Mur

Martín Delgado: Una vida en la radio   La radio en vivo no debe ser perfecta, debe […]

2905
192

Víctor Trujillo

Llegué al edificio donde tiene su sede Aire Libre, la nueva estación de fm en donde ahora […]

2905