Sobrevivir: Carlos Couturier

Diez voces de las industrias creativas en México

1510
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Rodrigo Navarro para EME Laboratorio de Arte
asistente de fotografía Juan Luis Lemus

Viajar, una de esas actividades en desuso. La crisis provocada por el COVID-19 ha cerrado fronteras, limitado los vuelos y condicionado el tránsito “libre” de los seres humanos. Parte de la experiencia de salir de casa era disfrutar de las comodidades de un hotel, de hacer, al menos por unos días, de un cuarto de hotel tu hogar temporal. Grupo Habita se ha caracterizado —desde la apertura de su primer hotel en la Ciudad de México (2000), y que ahora suma 12 propiedades en México y una en Estados Unidos— por un interés puntual en hacer de la experiencia de viaje una excepcional.

 

Carlos Couturier, uno de los socios fundadores del proyecto, habló con nosotros sobre los cambios —radicales— y los esfuerzos —sobrehumanos— que como grupo han tenido que realizar para que, una vez que todo esto pase, la crisis, la pandemia, Grupo Habita recobre ese esplendor que lo ha caracterizado a lo largo de más de 20 años.

Emmanuel Sandoval (ES): Círculo Mexicano, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, es el proyecto más reciente de Grupo Habita, y fue inaugurado en julio de este año, en medio de una pandemia que paralizó a la industria hotelera a nivel mundial. ¿Por qué decidieron abrir a pesar de las circunstancias?

 

Carlos Couturier (CC): Son muchas cosas. El hotel estaba listo para su apertura en marzo; la Ciudad de México entró en semáforo rojo una semana antes de nuestra inauguración. Teníamos una propiedad lista para su uso, y encima de no poder estrenarla, le empezamos a sumar el cierre del resto de nuestras propiedades en la Ciudad de México y del país. La decisión de inaugurar en julio, a pesar de las circunstancias, venía de un acuerdo previo que habíamos tomado como grupo: abrir en cuanto la ciudad empezara a reactivarse. ¿Por qué? Porque consideramos que era importante para el ánimo de los habitantes de la Ciudad de México movilizar la economía, regresar a nuestros lugares favoritos, muchos de ellos que posiblemente no volveremos a ver, lo que de alguna forma nos deprime a todos. En ese sentido, Grupo Habita estaba ansioso por volver a la ciudad y que la ciudad volviera a Grupo Habita, porque eso es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos: de ser parte de una evolución que ha llevado a nuestra capital a ser una próspera y cosmopolita.

 

ES: Regresar a nuestros sitios favoritos es algo que anhelamos desde el día uno del confinamiento, y Grupo Habita es un destino no sólo para los extranjeros, sino para los locales. ¿Pensaron también en el “turismo local” al inaugurar Círculo Mexicano?

 

CC: Precisamente. En este ambiente de incertidumbre y pesimismo, porque las cosas no regresarán a lo que eran y no sabemos qué nos depara el futuro, mandar un mensaje de optimismo y de novedad era importantísimo para el grupo. Queríamos que nuestros seguidores sintieran esa fuerza de cambio y revolución con la que hemos trabajado desde que empezó todo esto hace poco más de dos décadas.

 

No podíamos bajar la guardia, teníamos que mantener la frente en alto, y aunque también reconocemos que la estábamos pasando muy mal, porque la industria hotelera la está pasando pésimo, decidimos no sólo abrir Círculo Mexicano, sino el resto de nuestros hoteles. Creo que la decisión fue acertada porque ha causado mucho interés; a pesar de que no todos pueden ir a verlo, no deja de ser algo novedoso en nuestro portafolio, y sobre todo nos sorprendió el interés del extranjero, más que de los mismos locales o la poca gente de provincia que ahora visita la Ciudad de México.

 

ES: Grupo Habita se caracteriza por crear proyectos muy mexicanos, libres de pretensiones y bajo una idea de que“menos es más”.¿Cómo se suma Círculo Mexicano a esta idea de innovación y mexicanidad al resto de los proyectos del grupo?

 

CC: Círculo Mexicano fue concebido como el resto de nuestras propiedades: habitaciones sencillas, muy mexicanas, espacios muy abiertos, interiores al aire libre, ventanas grandes, terrazas, nada de alfombras, en fin, una serie de características que ahora se perciben como saludables, espacios en los que podemos estar sin preocuparnos por el COVID-19.

 

“En este ambiente de incertidumbre y pesimismo, mandar un mensaje de optimismo y de novedad era importantísimo para el grupo. Queríamos que nuestros seguidores sintieran esa fuerza de cambio y revolución con la que hemos trabajado desde que empezó todo esto hace poco más de dos décadas.”

 

Para leer la entrevista completa con Carlos Couturier, suscríbete aquí.

 

#Sobrevivir192


Ediciones anteriores

192

México en la piel: Collectiva Concepción

“La industria de la moda —desde hace un par de años— está viviendo un proceso en el […]

2310
192

Sobrevivir: Elena Reygadas

“Hay que fluir como un bambú”, me dice Elena Reygadas casi al finalizar nuestra entrevista. Me quedo […]

2210
192

México en la piel: PAC

Paola Alvarado, PAC En medio de la crisis, Paola ha tenido que poner en pausa su creatividad […]

2110
192

Sobrevivir: Rodrigo Feliz

“Espero no decepcionarte con esta entre- vista, pero no tengo muchas respuestas concretas sobre lo que va […]

2010
192

Pinea Covalin, del pasado que nos define

Pineda Covalin —fundada en 1996 por Cristina Pineda y Ricardo Covalin— también ha trabaja- do de manera […]

1910
192

México en la piel: Arkatha

Arkatha, el proyecto de las hermanas Navarro —que este año cumple ocho—, ha sido siempre íntimo y […]

1610
192

México en la piel: Ocelote

“Pensar en la palabra quiebra fue durísimo, pero había una posibilidad de que Ocelote cerrara al principio […]

1310
192

Sobrevivir: Pamela Echeverría

En la industria del arte, la que pareciera inquebrantable, el virus también diseminó caos e incertidumbre. Entre […]

1310
192

Louis Vuitton, el tiempo es relativo

¿Qué pasaría si el pasado pudiera mirarnos a los ojos? Esa pregunta fue la génesis de la […]

1210