Arte transitorio

Lo efímero se apodera de la Alameda Central...

0803
texto Emmanuel Sandoval
fotografía Alberto Rebelo

¿Cuáles son los límites de la aquitectura?, ¿cuál es la relación entre esta disciplina y otras expresiones artísticas?, ¿cómo puede un arquitecto poner su obra al alcance de todos para que ésta sea admirada y criticada? Éstas —especialmente la última— son preguntas que se hace constantemente Elías Kababie, el arquitecto mexicano que ha encontrado en lo efímero —aquello que es pasajero o de corta duración— el eje de su obra.

 

“La arquitectura efímera trasciende gracias a las personas que la experimentan”, asegura Elías, “a diferencia de una obra funcional y permanente, como un hotel o un edificio de departamentos, por ejemplo, una pieza efímera está pensada para que cada uno le dé su interpretación y uso”.

 

Esta apropiación social es la que más llama la atención de Elías y una de las razones por las que este año volverá a participar en Mextrópoli, Festival de Arquitectura y Ciudad, que pone al alcance de todos una “galería pública” en la que está permitido tocar, experimentar y vivir la arquitectura, el arte y el diseño. “Es un experimento estupendo. Imagínate que en la Alameda Central tienes a tu disposición una serie de piezas que te van a hacer reflexionar sobre tu propia ciudad”. Esa posibilidad de vivir de una forma distinta la arquitectura es la que ha motivado a Elías desde que terminó su posgrado en Arquitectura efímera, y que lo ha llevado a decidirse por proyectos que antes no habría aceptado.

 

En el quehacer de la arquitectura efímera, una factor determinante es el amor y el interés por ciertos materiales y, lo más importante, cómo reutilizarlos para crear historias.

 

“Me encanta saber que los desperdicios de alguien pueden extender su vida y servir como motor para generar historias. Esa es otra de las virtudes de la arquitectura efímera”.

 

En esta ocasión, Elías se unió a la marca de mezcal Ojo de Tigre para la creación de su más reciente obra efímera: “… (puntos suspensivos)”, en la que reutilizó 200 botellas de vidrio de la mezcalera.

 

“Cuando te enfrentas a un material nuevo tienes que aprender de él. Reconocer sus virtudes y defectos para después decidir cuáles son sus alcances y cómo puedes utilizarlo para lo que quieres expresar. El vidrio es transparencia y es aire”. Y aunque Elías no revela las intenciones obvias de su obra, asegura que cada pieza lleva un poco de su historia personal. “Cuando me toca desmontar mi obra me duele mucho. No logro superar el hecho de que ya cumplió su propósito”.

 

Si quieres conocer el trabajo de Elías —y el de otros artistas— visita la muestra al aire libre de Mextrópoli en la Alameda Central del 9 al 12 de marzo y consulta la página mextropoli.mx para que te enteres de todas las actividades de este fin de semana.

 

www.mextropoli.mx


Ediciones anteriores

192

La simbiosis perfecta: Design House

Los seres humanos nos desarrollamos en espacios interiores: el hogar en el que crecemos, la escuela, nuestro […]

3010
192

Bienvenido a casa: Dos Casas Hotel

Todo lo que habita en San Miguel de Allende merece la pena ser explorado. La ciudad  —que […]

1810
192

Pop, populista, popular. El diseño del pueblo.

Resguardar las grandes obras de la historia. Esa ha sido la tarea de las instituciones oficiales, los […]

1510
192

De norte a sur: Caravana Americana

Caravana Americana no es sólo un bazar. Se trata de un espacio en el que convergen las […]

0210
192

EL CÓDIGO

La paleta de color descansa en los ocres y puntea con el negro, el cuero es el […]

3009
192

El arte del embargo

Ésas son las ilustres palabras de conclusión de la autodefensa, pronunciadas en 1953, seis años previos a […]

1809
192

5pm: JOSÉ LUIS CORTÉS

Un acontecimiento fortuito nos trajo a la mesa de José Luis Cortés, arquitecto. Su casa, en San […]

0107
192

Albergue Transitorio: Un regalo de México para el mundo

El diseño es un motor de cambio para la cultura. Sin duda. Y una de las virtudes […]

2405
192

La utopía made in India

Escribo sobre la ciudad de Chandigarh sintiendo que la conozco; y es que he escuchado y he […]

1705